Etica global

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1315 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ETICA GLOBAL

1.- la filosofía y el poder
La filosofía es una pregunta del hombre y por el hombre. En su sentido más profundo es una interrogante sobre el “significado” y el “quehacer”
Del hombre en su propio mundo. Es cuestionarse su presencia y su actividad en su historia más importante de la existencia humana: ¿Qué es el hombre? ¿Qué debe hacer? ¿Qué puede esperar? ¿Cuál es su papel enesta fenomenología que se llama historia? Además, en esta historia que es la misma historia del hombre, nunca definitivamente completa, nunca definitivamente terminada, porque el hombre es una continua concretización y recreación de sus culturas.

La filosofía política no es ajena, por su misma definición, a las anteriores consideraciones. Solamente las problematiza dentro de una específica ydeterminada comunidad política.
Sus preguntas no son reflexiones abstractas sobre un concepto abstracto del hombre. Son problemas históricos y políticos, con fuerte dosis de ideología*, que atañen a la esencia misma del hombre y que tienen que dilucidarse dentro de los valores de cada cultura histórica.
Por otro lado, aun con sus innegables avances científicos y tecnológicos, no ha sido hasta elmomento una expresión autentica del humanismo. El arte de la política contemporánea, en líneas generales, o simplemente no es arte, o de plano no es una política humanística que conlleve el intento de crear un mundo más acore con los ideales de la mejor clasicidad del pensamiento humano.

2.-racionalidad y globalización
El mundo moderno, lo sabemos, empezó con el descubrimiento de lasubjetividad en amalgama con una racionalidad e individualidad.
Pero no toda la subjetividad debería desembocar en una racionalidad hedonista-utilitarista, de la misma manera que no toda racionalidad debe desembocar en una negación de auténtico y comunitario humanismo. Una apertura de mercados, a nivel internacional, no debería llegar, por el mismo, al sostenimiento de una ética capitalista estilotrasimaco. El homo homini lupus, a nivel universal, conduciría –y conduce- a lo que hagel llamo un día “la miseria de los tiempos presentes”. Pero no llegar a estos extremos, en donde todo humanismo sería imposible de realizar, tendremos que revisar, también a nivel global, nuestras eticidades.
En primer lugar, no podemos globalizar una economía o un comercio de determinados productos, o sea unamerces, sin atender el problema o el horizonte de las culturas de los pueblos.
Tendríamos que recoger y valorar ese sentido ético comunitario de la eticidad estatal que el pensamiento del filósofo Hegel auspiciaba para el estado moderno.
La globalización económica tampoco es un hecho “global”. Es decir, los grandes inventos técnicos y sus realizaciones concretas no son compartidos equitativamente.La ciencia de la economía ha sido, sobre todo, una ciencia de la producción, no de la distribución. La cultura ética del bienestar ha sido eliticista, selectiva y terriblemente fragmentada. Hemos creado una economía del homo aestheticus. Emos elaborado unas políticas demasiado “nacionalistas”, pero a la política le hemos quitado su dimensión ética con sentido comunitario humanístico. Hemossacralizado a Maquiavelo, pero le hemos arrebatado su concepto de “nacional-popular”.

3-ciencia, técnica y ética.
Por otra parte, reconocemos que buena parte de nuestro mundo está inmerso en la modernidad o postmodernidad*. Sus conquistas científicas y en especial técnicas así lo demuestran. Las viejas utopías ya suenan con acentos nostálgicos y la complejidad ideológica y las crisis económicasparecieran anunciar cataclismos. Las teorías políticas de los siglos 18 y 19, a veces tan perfectas y lineales, en su sistematicidad, no han visto cumplidos sus proyectos. El concepto de progreso el optimismo iluminista, que les había embriagado, hoy produce desencanto, incertidumbre, desasosiego. Es la otra cara de la modernidad con la que no soñó la revolución industrial.
Las críticas de Heidegger...
tracking img