Etica ´para amdor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (719 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de diciembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO QUINTO

¡DESPIERTA, BABY!

Esta bastante claro lo que queremos pero no lo esta tanto eso de la buena vida. Y es que querer la buena vida no es un querer cualquiera. La muerte es una gransimplificadora, cuando alguien esta a punto de morir se olvida de los más mínimos detalles de la vida (que son los que hacen diferencia), y se dedica solo a esperar el momento trágico. La vida en,cambio, es siempre complejidad y casi siempre complicaciones. La verdad del materialismo es que las cosas que tenemos nos tienen ellas también a nosotros en contra partida. Lo grave del asunto es tratara las personas como cosas. Y la mayor complejidad de la vida es precisamente que las personas no son cosas.

Para comprender en que consiste eso de darse la buena vida hay que desengañarse de lascosas y del materialismo y no dejarse influenciar por los demás.

Si los hombres fuésemos simples cosas, con lo que las cosas pueden darnos nos bastaría. Pero eso es una complicación: que como nosomos puras cosas, necesitamos cosas que las cosas no tienen. Cuando tratamos a los demás como cosas, lo que recibimos de ellos son también cosas, pero de esa forma nunca nos darán esos dones mas sutilesque solo las personas pueden dar.

En resumen, esa complicidad fundamental que solo se da entre iguales, no nos pueden ofrecer más que a otras personas a las que tratamos como tales. Lo del tratoes importante porque los humanos nos humanizamos unos a otros. Al tratar a las personas como a personas y no como a cosas estoy haciendo posible que me devuelvan lo que solo una persona puede darle aotra.

A veces uno puede tratar a los demás como a personas y no recibir mas que coses, traiciones o abusos, pero al menos contamos con el respeto de una persona, aunque no se mas que una: nosotrosmismos. Al no convertir a los otros en cosas.

Para darse la buena vida es necesario escuchar nuestra voz interna y cumplirla de tal modo que nos satisfaga a nosotros mismos, sin oír los rumores de...
tracking img