Etica y prostitucion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2550 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 19 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto


Etica y prostitucion

alumno : alan sotelo
curso : 4a
profesor/a:
materia : filosofia

Introducción
En este trabajo, pretendo esponer mi posicion con respecto al trabajo sexual femenino especialmente y fundamentar por que motivo creo que debe estar reglamentado y bajo la proteccion del estado .debo aclarar que Denomino trabajo sexual al de la mujer que ofreceservicios como prostituta y al de actriz que trabaja en las peliculas pornograficas . Al comenzar este trabajo se me originaron preguntas tales como :
¿ por que es mal vista la prostitucion en la sociedad ?
¿que lleva a una persona tomar la decicion de prostituirse?
¿la prostitucion es un trabajo ?
¿cuando es la prostitucion un delito ?
¿puede estar esta actividad regulada por el estado ?¿porque se ve mayor prejuicio hacia la práctica de esta actividad en la mujer que en el hombre?

Este trabajo tratara de responder a esas preguntas iniciales con la ayuda de textos relacionados con la tematica y fuentes de internet .

Desarrollo

El ser humano es propietario pleno de sí mismo, de su mente y su cuerpo. Las personas pueden tener relaciones sexuales de cualquier tipo con quienlibremente deseen si respetan la propiedad privada, si la relación es aceptada voluntariamente por las partes implicadas. Una persona puede proponer a otra las condiciones que desee para practicar el sexo, como por ejemplo una contraprestación económica. Es legítimo dar y recibir dinero a cambio de sexo.

La legalidad de la etica universal de la prostitución es diferente de su valoración moralpara diferentes sensibilidades y culturas. Algunas religiones utilizan prostitutas sagradas en sus templos; algunas religiones defienden la castidad y la virtud, o consideran pecaminoso el sexo y repugnante la prostitución. otras pueden considerar a una prostituta como una fuente de placer y de conocimiento de técnicas sexuales; algunas personas pueden considerar que el sexo sólo es aceptabledentro del matrimonio, o como expresión de afecto, y sentir asco y repulsa respecto a la prostitución. Ninguna percepción moral legitima la prohibición estatal de la prostitución.

Defender con argumentos la legalidad de la prostitución no implica ser intelectualmente malvado ni tener intereses inconfesables en el asunto. Los que promueven la prohibición de la prostitución no son moralmentesuperiores ni necesariamente bienintencionados.

la prostitución no es un delito por ninguna de las partes, prostituta (gigoló) o cliente. Si la relación entre prostituta y cliente es voluntaria, su prohibición perjudica a ambos. La criminalización de la prostitución provoca su marginación, la clandestinidad, aumenta su precio, dificulta los controles de calidad (por ejemplo sanitarios), hace posiblesabusos de los policías y fomenta la existencia y el enriquecimiento de grupos criminales que la controlan en un mercado negro.

La persona que se prostituye puede trabajar de forma autónoma, puede integrarse como asalariada en una empresa de servicios sexuales (con un contrato laboral que especifique las condiciones de su actividad) o puede contratar con un especialista la protección y gestión desu actividad. El proxeneta no es un delincuente si su relación con la prostituta es voluntaria y no violenta (puede protegerla de clientes potencialmente peligrosos o servir de intermediario captador de clientes); prostitutas con más experiencia pueden ejercer como empresarias para que otras prostitutas trabajen como asalariadas (con sueldos fijos o comisiones variables) o asociadas. Criminalizara todos los proxenetas implica dificultar que las prostitutas se organicen y defiendan libremente.

Obligar por la fuerza a otra persona a ejercer la prostitución es un delito equivalente a una violación indirecta (sexo no consentido) y un robo (si se apropia de lo que paga el cliente). Igual que un cliente puede seleccionar qué prostituta desea, una prostituta puede negarse a mantener...
tracking img