Etica y racismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2300 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El racismo y la violencia en el fútbol europeo
“Parece algo objetivo, algo impuesto por la naturaleza o los dioses a los advenedizos.
Así, el grupo estigmatizador queda libre de toda culpa; no somos nosotros –se deduce de
esta afirmación– quienes los hemos cargado con este estigma, sino los poderes del mundo;
este signo los designa como de una clase inferior o maleantes.”
Norbert ElíasSeguramente muchos lectores se preguntarán qué es el racismo, y cuál es su
incidencia en un deporte como el fútbol.
Es importante tener en claro estos interrogantes para comprender en su real
dimensión un fenómeno que se manifiesta con gran intensidad en Europa y del
cual no están ajenos otros continentes.
Racismo es toda teoría que impone una superioridad o inferioridad intrínseca
de gruposraciales o étnicos, que da a algunos el derecho a dominar o eliminar
a los demás, presuntos inferiores, o que hace juicios de valor basados en una
diferencia racial. Así es como lo define la Declaración sobre la Raza y los
Prejuicios Raciales de 1978, aprobada por la UNESCO.
Hoy el racismo se presenta como una amenaza real y esto se debe al curso
cada vez más acelerado de la crisis económica ysocial, al desempleo y a la
crisis de valores, entre otras cosas.
Históricamente, el racismo comienza en la época de los descubrimientos
europeos del siglo XV y tiene su apogeo en el siglo XX con movimientos de
derecha que empleaban la violencia como metodología y sostenían que la
dictadura era superior a la democracia. Dentro de esta línea de pensamiento se
encontraban Adolf Hitler, impulsordel nazismo, y Benito Mussolini, líder del
fascismo. El primero en Alemania y el segundo en Italia, llevaron al mundo a
una guerra cuyas consecuencias fueron terribles. Más allá de haber sido
derrotados y haber causado enormes heridas a los seres humanos, las ideas
de estos nefastos líderes siguen vigentes y hasta tienen admiradores en el
mundo del fútbol.
Desde 1960, comienzan aincrementarse en Europa, principalmente en
Inglaterra, Italia, Holanda, Alemania y España, acciones vandálicas que
conllevan un fanatismo extremo.
Clubes de los países mencionados comienzan a tener hinchas caracterizados
que producen intensas rivalidades, que se hacen más fervorosas en función de
su localización. Esto les otorga una identidad que los define y los identifica.
Muchos de ellos expresaninclinaciones neonazis y racistas. También es
importante aclarar que muchos hinchas no “sienten” o “dimensionan” todo lo
que manifiestan, y emplean insultos relacionados con la raza con el afán de
molestar o enardecer al rival. El hecho de que muchos cantos sean
adaptaciones de melodías fascistas o nazis no constituye por parte de todos los
que la entonan una prueba de adhesión a esaideología. Lo mismo sucede con
los símbolos, que cumplen un papel de provocación.
Pero más allá de que no haya adhesiones conscientes a lo expresado por
sectores radicalizados de las hinchadas, es clave fomentar la tolerancia y el
respeto hacia lo diferente y no quedarnos en que no pasó nada o que son
minúsculas las manifestaciones racistas, pues la realidad es muy diferente.
Es tal la situación quese vive que, por ejemplo en Francia, el gobierno actual
ha considerado que la eliminación del racismo y la violencia en los estadios es
una prioridad. Así lo manifestó el ministro del Interior Nicolás Sarkozy cuando
expresó: “El estadio no es un lugar para hacer gritos de mono, saludos nazis o
pelear. Quien actúe así debe estar en un cuartel policial”.
En Holanda, la Federación de ese paísexpresó: “Con el recuerdo de la guerra
no se juega”, ante la oferta por Internet de cascos nazis de plástico para llevar
al mundial.
Habría que recordar que en este país, el gran campeón Ajax estaba dividido en
dos facciones en el año 1995: “los blancos” con Danny Blind, Frank y Ronald
de Boer, y “los negros” con Frank Rijkaard, Clarence Seedorf, Edgar Davids y
Patrick Kluivert.
En...
tracking img