Etica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1759 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ETICA, CIENCIA Y AMBIENTE

Las relaciones entre ciencia, ética y ecologismo no están exentas de paradojas y de contradicciones.
El racionalismo cartesiano y la cultura analítica y atomista del mecanicismo consagró el divorcio sobre la base de los principios de separación analítica. La distinción kantiana entre razón y práctica y razón teórica acabo edificó una arquitectónica del saber centradaen esta división entre el conocimiento científico exento ya de todo valor moral y de toda dimensión estética y ética (valores en sí mismos positivos, auto justificación trascendental, subjetivismo.
En el pensamiento moderno está prohibido transgredir estas fronteras y especialmente la que divide la valoración ética de la descripción científica. De esta forma hemos obtenido una ciencia sinconciencia (parasafreando al contrario de la expresión usada por Morin) y una conciencia sin conciencia (sin apertura ontológica solo sicológica o jurídica. Todo lo demás es o falacia naturalista (deducir leyes morales de leyes científicas) o teología (deducir leyes científicas de leyes morales).
La relación entre ciencia y ética ha sido, y en gran medida sigue siendo, de divorcio y deincomunicación. Hay entre la lógica moral y lógica científica una relación de inconmensurabilidad que hace teóricamente imposible cualquier reducción ( o traducción ) de enunciados de una a otra o el encuentro en cualquier territorio común de diálogo y debata.
Por otra parte el otro par, el compuesto por ciencia y ecologismo. Aquí tenemos que detallar, en primer lugar, la existencia de una situación paradójicapor la cual por un lado todo el discurso ecologista proviene de datos obtenidos y respaldados científicamente (los ecologistas perciben la crisis ecológicas con ojos científicos), incluso la denominación de origen está tomada prestad de una ciencia la “ecología”. Por primera vez una ideología política y social reciben su denominación de una ciencia.
Por otro lado el discurso ecologista sedistancia y se enfrenta a la ciencia a la hora de establecer las responsabilidades y las culpas de la crisis ecológicas (el cientifismo, el racionalismo, el mecanicismo, la racionalidad científico-técnica) y en muchos casos ignora, cuando no desprecia, el papel de la ciencia a la hora de configurar alternativas a esta misma crisis.
Me propongo demostrar aquí dos cuestiones a este respecto: una, que elsupuesto divorcio entre ciencia y moral es falos y que lo que existe es muro de separación (descontrol) de la ciencia con respecto a una ética pública y democrática. Y dos, que no hay ninguna contradicción fundamental entre ecologismo y ciencia sino una confusión, lo que provoca la contradicción fenomenológica, entre una versión ideológica (paradigma científico) el mecanicismo y un uso determinadola tecnociencia y el ecologismo. Pero la ciencia no es solo mecanicista y no es solo tecnociencia. La alianza entre la ciencia y la ecología es tan evidente como necesaria, pero tal alianza no depende solo de afinidades epistemológicas u ontológicas sino de opciones éticas que deben gobernar la investigación científica y la aplicación técnica.
Toda actividad humana consciente y social, medidapor alguna forma de lenguaje natural o artificial, es gobernada por ideas y reglas sobre lo justo, lo bueno, lo deseable, lo legítimo, La actividad científica está cargada de estos componentes de tipo inter-subjetivo o social, que sirven para motiva la acción, organizar la percepción, seleccionar los datos relevantes de la realidad externa, impulsar programas, definir metas y resultados, bendecirobjetivos, etc...
La definición de lo verdadero o de lo correcto remite genealógicamente a ideas morales. Los mismos sentimientos son siempre sentimientos morales. Todo esto sin recurrir a la historia empírica de los conceptos y los métodos científicos cargados de influencia externas de tipo social y moral como muy bien nos detalla la historia social de la ciencia.
¿Ciencia o tecnociencia?
La...
tracking img