Etica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (837 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
IMMANUEL KANT
ALMA:
EL PRINCIPIO INMATERIAL, SIMPLE Y ESPIRITUAL FUNDAMENTO DE NUESTRA VIDA PSÍQUICA. SEGÚN KANT NO ES POSIBLE SU CONOCIMIENTO, AUNQUE PODEMOS POSTULAR SU EXISTENCIA COMOCONSECUENCIA DE LA REFLEXIÓN RELATIVA A LA EXPERIENCIA MORAL.
La percepción externa (los cinco sentidos) nos muestran los cuerpos, y el sentido o percepción interna nos muestra el yo como serpensante, nos muestra la realidad psíquica. La psicología filosófica racionalista creyó posible alcanzar el conocimiento del alma entendida como el sujeto o responsable último de dicha vida psíquica: a partirdel concepto “yo pensante” dedujo las características tradicionales del alma: inmaterialidad, incorruptibilidad, identidad o personalidad y espiritualidad (que es la suma de las tres propiedades).Aunque no negó la existencia del alma y de sus propiedades, Kant consideró imposible su conocimiento y mostró que esta psicología racional utiliza argumentaciones engañosas o paralogismos. De lopsíquico sólo es posible y legítima la psicología empírica o conocimiento no del alma sino de las leyes naturales que determinan los procesos y modificaciones de nuestra vida psíquica empírica (la que seofrece a la percepción interna).
Razon:
la Razón: no pensó que ella sóla pueda despegarse del mundo empírico y desde sus altos vuelos planear sobre la región de lo metafísico (el "sueño dogmático" quecriticó), pero sí que penetrando a la Sensibilidad y en armonía con ella era capaz de ofrecernos conocimientos plenos y verdaderos. A la vez, esta misma Razón puede llamarnos desde lo más intimo denuestro ser e incitarnos a la vida buena, en un mandato del bien que nada en el mundo puede quebrar. Pero ambas tareas, el conocimiento y la vida moral, necesitan del cuidado de una instancia que lasregule, evite sus pretensiones infundadas o las confusiones en cuanto a sus resortes legítimos; curiosamente, para Kant esta instancia o tribunal al que debemos acudir es también la propia Razón....
tracking img