Etica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1215 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 19 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
El libro “Ética protestante y el espíritu del capitalismo” (1904-1905) es junto con sus conferencias “El político y el científico” la obra más conocida de Max Weber. A pesar de los años trascurridos desde su publicación las ideas expresadas por Weber sobre el espiritu capitalista y su origen en el protestantismo son aún hoy objeto de controversia.

    Weber constata que la religión protestantees la predominante entre las clases capitalistas alemanas. Siendo la diferencia entre capitalistas protestantes y capitalistas católicos enorme Weber llega a la conclusión de que la ideología protestante promueve de un modo u otro la construcción del capitalismo.

    ¿Pero qué es el espíritu del capitalismo? cabe preguntarse. La ética del capitalismo plantea que el fin supremo de nuestra vidaes la adquisición de riquezas por ellas mismas, la búsqueda del enriquecimiento no es visto como un medio para un fin; el empresario capitalista no busca enriquecerse para retirarse sino que busca el enriquecimiento por sí mismo. El goce, el descanso o el retiro no son los objetivos de la mentalidad capitalista aunque sí puede ser el fin de los miembros de las economías capitalistas pocointegrados en el sistema.

    “[...] el summum bonum de esta “ética” estriba en la persecución continua de más y más dinero, procurando evitar cualquier goce inmoderado, carece de toda mira utilitaria o eudemonista, tan puramente ideado como fin en sí, que se manifiesta siempre como algo de absoluta trascendencia e inclusive irracional ante la “dicha” o el rendimiento del hombre en particular. Elbeneficio no es un medio del cual deba valerse el hombre para satisfacer materialmente aquello que le es de suma necesidad, sino aquello que él debe conseguir, pues esta es la meta de su vida.”

(del capítulo “El espíritu del capitalismo”)

    El capitalismo actúa como un orden extraordinario en el que el individuo queda atrapado inexorablemente, el empresario que no se amolde a la éticacapitalista está abocado a desaparecer.

    Sin embargo no hay que confundir la sempiterna “auri sacra fames”, la simple avaricia con el capitalismo pues, frente al deseo inmoderado de conseguir dinero de cualquier modo el capitalismo admite que no todo vale. El fin es la acumulación de beneficios por ellos mismos pero esta acumulación de beneficios debe realizarse de manera respetuosa con las normas deljuego económico. La estafa, la malversación, el desfalco o el nepotismo no son comportamientos aceptables dentro de la economía capitalista, de hecho la persecución de la corrupción económica en las sociedades capitalistas es un hito casi sin precedentes en la historia de la humanidad. A diferencia de la simple ansia de dinero el capitalismo acepta unas reglas precisas y más o menosinquebrantables para el juego económico.

    El capitalismo ha estado muchas veces a punto de instaurarse, en la Antigüedad mediterránea o en Oriente, pero siempre chocó con la mentalidad “tradicionalista” según la cual un hombre trabaja con el propósito de vivir o, como mucho, de vivir bien. Muchos mercaderes hacían un capital que usaban para acceder a la nobleza o para vivir de las rentas, esto rompía ladinámica capitalista de buscar más y más riquezas e invertir los beneficios en obtener más beneficios. En pugna con la mentalidad natural según la cual la riqueza es un medio y no un fin en si misma el capitalismo tuvo difícil imponerse como mentalidad predominante. Entonces ¿cómo llegó a surgir el capitalismo si se oponía al secular tradicionalismo?

    El catolicismo que consideraba estemundo manchado por el pecado original se amoldaba perfectamente a la mentalidad tradicionalista, los retiros monásticos son un ejemplo de esto: la verdadera vida es la vida contemplativa, alejada del trasiego del mundo. Con Lutero la visión del trabajo cambió en el cristianismo y se transformó en una manifestación palpable del amor al prójimo, ante Dios toda profesión tiene el mismo valor. Lo propio...
tracking img