Eusquera y castellano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 40 (9826 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Eusquera y castellano: ¿Conflicto lingüístico en el País Vasco?
Fernando Polanco Martínez (polanc@fil.ub.es)
Universitat de Barcelona
"Hizkuntza bat ez da galtzen ez dakitenek ikasten ez
  dutelako, dakitenek hitzegiten ez dutelako baizik"(*)

Es innegable la curiosidad e, incluso, la fascinación que ha despertado siempre la lengua y la cultura vascas entre propios y extraños -basta connavegar por la Internet, por ejemplo, para darse cuenta del caudal de información de todo tipo, elaborada en distintos puntos del globo, que puede encontrarse acerca del País Vasco. En parte, esa curiosidad o esa fascinación están motivadas por asuntos estrictamente culturales: la lengua, la historia... o, simplemente, el turismo. Pero también esa curiosidad tiene que ver con otros asuntos menos"culturales": Euskadi, además, despierta interés mundialmente por la violencia política. De esa curiosidad tan dispar, uno de los temas que llama la atención de muchos estudiantes extranjeros es la situación lingüística que vive el país, no tanto por la clara situación de contacto lingüístico (que en la mayoría de los casos, no sorprende), como por la conflictividad (¿política, lingüística?) de esasituación. Y precisamente de esa conflictividad es de la que intentaremos hablar a partir de ahora, dejando bien claro desde el principio que este trabajo es solo un acercamiento superficial a la situación que se presenta, cuya intención es proporcionar una ligera idea (y cierto material bibliográfico y virtual para que pueda reforzarse esa idea) de cuál es el ambiente lingüístico e ideológico decuantos participan, directa o indirectamente, de dicha situación. Y a eso vamos.
Que se pueda hablar de conflicto lingüístico implica, en cualquier caso, hablar primero de convivencia de lenguas o, por mejor decir, de ¿convivencia? de comunidades que hablan en lenguas diferentes, puesto que las lenguas, como tales, no plantean problemas en términos de conflicto; no luchan entre ellas si no es apartir de esa relación metonímica, que muchos se empeñan en materializar, entre la lengua en que algunos hablan y las aspiraciones de algunos que hablan en una determinada lengua. En el caso que nos ocupa, el del País Vasco, las lenguas que conviven o que coexisten, según se mire sí que parecen plantear un problema, más político que lingüístico, para la convivencia de las comunidades que laposeen como primera lengua o lengua materna.
Puede hablarse de un problema político, y no lingüístico, desde el momento en que la recuperación de una de ellas, el eusquera, se ha identificado con la consecución de un ideario político-cultural concreto y se ha subordinado a él: el proyecto de construcción nacional vasco-euskaldun, que no representa la voluntad de todos los vascos, sino la del sectornacionalista, para el que la lengua no es sólo el medio de comunicación ideal y propio del País Vasco (aunque la realidad sociolingüística lo desmienta a las claras), sino el símbolo principal de diferenciación entre lo euskaldun y lo erdeldun (lo no vasco). [1] Y es esta identificación, precisamente, la que hace percibir a la comunidad no nacionalista, vascohablante o castellanohablante, que lainmersión lingüística y la recuperación del eusquera no responde tanto a la necesidad de recuperar y de mantener viva, activa, una lengua y una cultura excepcionales por su antigüedad y por su rareza, como al intento de compensar lo que para el nacionalismo vasco ha sido una situación histórica desfavorable para el ámbito euskaldun dentro de su propio mundo. Esa estrecha identidad es la que provocael conflicto: para algunos, porque la inmersión cultural auspiciada por el movimiento nacionalista (desde la legalidad, mediante leyes; desde la ilegalidad y la coacción, mediante el terrorismo) representa una violación de los derechos individuales y colectivos de los vascos no euskaldunes; para otros, porque la lengua castellana y, por ende, quienes la hablan, fruto de la larga ocupación...
tracking img