Evangelio de judas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7041 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EVANGELIO DE JUDAS. MARKETING Y REALIDAD

Antonio PIÑERO Universidad Complutense. MADRID

1. El marketing

La campaña publicitaria de National Geographic, bien organizada y de buen éxito, ha llevado a muchas personas a sentir

curiosidad acerca de un descubrimiento de manuscritos que en otras ocasiones habría pasado desapercibido al gran público: en 1978 aparecía en Egipto un códiceantiguo que contenía cuatro textos o tratados del cristianismo primitivo. Éstos, por sus títulos o pretendidos autores, tenían pretensiones de ser

considerados sagrados, pero de hecho no habían sido admitidos en el canon de Escrituras. Los títulos de los cuatro tratados son: Carta de Pedro a Felipe, Primer Apocalipsis de Santiago, el Evangelio de Judas y Allógenes o El Extranjero. Los tres primeroshan aparecido ya en castellano, con introducción,

traducción y notas explicativas en A. Piñero – José Montserrat – F. García Bazán, Textos gnósticos. Biblioteca de Nag Hammadi, Madrid, Editorial Trotta,
2

2000,

vol.

I,

pp.

305-323

(Allógenes), y vol. II, pp. 241-258 (Carta de Pedro a Felipe); vol. III, pp. 81-112 (Primer apocalipsis de Santiago) La atención se centró en eltercer tratado, pues era nuevo en su tenor literal, parcialmente desconocido hasta el momento. Los otros tres se habían encontrado ya en otros códices en 1945, y habían sido publicados ya, como hemos dicho, tanto en su texto “original” copto –de hecho este “original” es una traducción a la lengua de los egipcios, sucesora de la que se escribía en jeroglíficos, de un primitivo tratado compuesto engriego, quizás un siglo o siglo y medio antes— como en su traducción a diversas lenguas modernas.

EVANGELIO DE JUDAS. MARKETING Y REALIDAD

2

El Evangelio de Judas llamó la atención sobre todo porque su personaje central, el traidor a Jesús, resultaba totalmente rehabilitado: pasaba de felón a héroe, ya que había seguido simplemente en su traición el encargo expreso de Jesús. El revueloante la nueva interpretación del supuesto

“traidor” Judas fue notable y, aun antes de conocer bien el texto completo del manuscrito, se dijo que era un documento “turbador e impactante”, y muchos periodistas afirmaron que

algunos teólogos formulaban ya la necesidad de modificar la interpretación de la historia en torno a los últimos momentos de Jesús y el papel en ellos de Judas. En realidad,han dicho también los periodistas, este documento novedoso demuestra que estábamos equivocados: Judas fue el discípulo más fiel. Hay que cambiar nuestros conceptos Mas ahora, pasado un poco de tiempo del revuelo, un equipo de estudiosos dirigido por un papirólogo de prestigio, Rodolphe Kasser, ha recompuesto el texto copto, dividido por la

desgracia y la incompetencia de los intermediarios encientos de fragmentos, y tanto lo en ya ha ofrecido copta al como tres público, en muy

competentemente, inglesa. En

lengua han

traducción al

castellano

aparecido

versiones

español con una explicación o comentario, en las editoriales Edaf José Mntserrat), Trotta (García Bazón) y en la de National Geographic (de Rodolphe Kasser, Marvin Meyer, Gregor Wurst) con cmentarios de BartEhrmann en versión castellana de Domingo Almendros. Tales comentarios no son superfluos porque los libros de esta clase en la Antigüedad, como el Evangelio de Judas, eran oscuros a propósito. Estaban compuestos para que el lector no los entendiera por sí solo, y tuviera necesidad de un maestro que le explicara las oscuridades y “misterios”. Así el maestro se sentía justificado. Y esto es lo queocurre con nuestro Evangelio de Judas. Pero a nosotros, en el siglo XXI, nos falta el “maestro al lado” y tenemos que interpretarlos solos con nuestro ingenio y nuestros conocimientos del contexto y de

obras análogas. Tenemos, sin embargo, una ventaja sobre los antiguos: que conocemos textos similares que nos ayudan a

EVANGELIO DE JUDAS. MARKETING Y REALIDAD

3

comprender, y gozamos del...
tracking img