Examen mental

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3940 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Metafors

La sopa

Cuando la suegra fue a pasar una semana con ellos, los hijos se alegraron mucho. Cuando transcurrieron dos meses y no se iba, los hijos empezaron a lamentarse.A los tres meses comenzaron a pensar cómo podían hacer para que se fuera.

- Esta noche, dijo la mujer a su marido, cuando yo sirva la sopa, nos ponemos a discutir. Tú dices que está muy salada y yo digo que estásosa. Si tu madre te da la razón, yo me pongo furiosa y si me la da a mi, entonces te pones furioso tu. De todas formas, así podremos decirle que se vaya a su casa.

Se sirvió la sopa, se armó la bronca y la mujer dijo a la madre:

- ¿A ti qué te parece, está sosa o está salada?

La buena señora hundió la cuchara en la sopa, se la llevó a los labios, la probó cuidadosamente, hizo unapausa y dijo:

- A mí me gusta. |
El buenazo

Cuando murió, el Señor Buenazo tuvo que esperar a la puerta del cielo mientras los ángeles examinaban los archivos referidos a él.Finalmente, el ángel encargado del registro le miró y exclamó:

- Esto es fabuloso, es realmente inaudito. ¡En toda tu vida no has cometido ni un solo pecado, ni el más pequeño...! ¿En qué categoría vamos a incluirteen el cielo? Por supuesto que no en la categoría de ángel, puesto que no eres un ángel. Tampoco podemos considerarte ser humano, porque no has tenido ni una sola debilidad. No hay más remedio que enviarte de nuevo a la Tierra durante un día, para que al menos puedas cometer un pecado... y regresar como ser humano.

Así fué como el Señor Buenazo, disgustado y completamente perplejo, se encontróde nuevo en una esquina de la ciudad, decidido a alejarse al menos un paso del sendero recto y estrecho.

Pasó una hora, dos, tres..., y allí seguía el Señor Buenazo, preguntándose qué demonios tendría que hacer. Por eso, cuando una mujer pasó por allí y le hizo un guiño, él reaccionó con inusitada rapidez. La mujer no era precisamente un dechado de juventud ni de belleza, pero significaba paraél su pasaporte al cielo. De modo que se fue a pasar la noche con ella.

Cuando amaneció, el Señor Buenazo miró su reloj: debía darse prisa, pues no le quedaba mas que media hora. Estaba vistiéndose a todo correr cuando, de pronto, se le heló la sangre al escuchar cómo la buena señora le gritaba desde la cama:

- Oh, mi querido señor Buenazo, qué inmensa obra de caridad ha hecho usted conmigoesta noche... |
El río

Esta es la historia de Ice Smith, un muchacho que vivía con su familia en una pequeña ciudad. Su vida transcurría con normalidad; de chico fue a la escuela, cuando creció le toco ir al ajército y luego buscó un trabajo. Bueno, no todo era tan normal.Su aspecto físico no era muy corriente, se asemejaba a una cámara acorazada a la que no le faltaba ningún detalle,incluso tenía apertura retardada y una larga y compleja relación de números y signos para poder abrirla.

Pero ¿era feliz?. El creía que sí, llevando una existencia sin altibajos, sin sentir demasiado la frialdad del invierno ni el calor riguroso del verano. No tenía grandes experiencias que le hubiesen marcado pero tampoco grandes desgracias, tan protegido estaba en su búnker, del que no asomaba lacabeza salvo en muy raras ocasiones.

Y una mañana de primavera, temprano, se dispuso hacer una pequeña excursión fuera de la ciudad en donde había transcurrido toda su existencia. Y en cuanto comenzó a andar empezó a sentir un poquito de calor y según caminaba y observaba el paisaje novedoso para él, los árboles, los pajarillos, las mariposas que revoloteaban alrededor de las coloridasmargaritas y los rayos del sol caldeaban el exterior de su olla a presión, su interior también iba tomando más temperatura con riesgo de hacerle estallar obligándole abrir un pequeño resquicio por el que entro un agradable aire renovador.

Y estando en estas lides tropezó con un venerable anciano de rostro surcado de arrugas, que contemplaba el paisaje que tenía delante con sus vivaces ojillos: la...
tracking img