Exclaustro santa maria de gracia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3101 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL Exclaustro de Santa María de Gracia

El establecimiento del claustro ocurre el 28 de Junio de 1588 y por intercesión del obispo de Puebla, Diego Romano de Victoria y Govea, pero también a petición de Fray Domingo de Alzola, inicia actividades el Colegio de Niños Pobres de Santa Catalina de Siena, ubicado en las casitas que fueron propiedad del obispo Gómez de Mendiola (hoy Mercado Corona);con la participación de religiosas dominicas que llegan a Guadalajara como fundadoras del nuevo convento. En 1590 la orden de religiosas solicita cambiarse del edificio que hoy es el Mercado Corona, al inmueble del entonces hospital de San Miguel, a un costado de la actual iglesia de Santa María de Gracia.
En Abril de 1661, bajo el patrocinio del Obispo Colmenero comienza la construcción deledificio que albergó al Claustro de Santa María de Gracia de las monjas dominicas, estableciéndose en el sitio actual los siguientes límites del convento: al poniente la calle de Belén desde Hidalgo hasta Juan Manuel; al norte de Juan Manuel a inicios del río San Juan de Dios; al sur con inicio en Juan Manuel y término en Hidalgo.
En 1736 se consolidó el templo gracias al incremento de las rentas ycapitales: a partir de entonces tendría cinco bóvedas, los coros, la sacristía, un altar principal y ocho colaterales. Llegan también hasta nuestros días las cuatro magnas pinturas resguardadas en la sacristía. Fueron realizados por Antonio Enríquez aproximadamente hacia 1770 y representan escenas de la vida de Santo Domingo. En una de ellas podemos apreciar el símbolo de la orden dominicana: merefiero al clásico perro con una tea encendida en el hocico.

Dentro de los muros del convento funcionó por muchos años el Colegio de Niñas de San Juan de la Penitencia, creado en 1586 con la finalidad de educar a las hijas de los conquistadores. El Colegio sólo recibía a doncellas españolas “virtuosas, sin vicios y enfermedades, hijas de padres honrados” como puntualmente acota el licenciadoSalvador Reynoso en su disertación en torno al Convento de las Gracias, impresa en 1984 en el compendio editado por el profesor Ramón Mata Torres con el título de Iglesias y edificios antiguos de Guadalajara, fuente principal de nuestras indagaciones.
Poco más de dos años duraron las monjas dominicas en las casitas de Gómez de Mendiola, pues en noviembre de 1590 pidieron permiso para cambiarse delugar, manifestando que por ser estrecha para su comunidad la habitación que ocupaban, estar vecina la cárcel corta, y ni el lugar ser acomodado por ser la última y postrera casa de la ciudad"; así que el Cabildo acordó el cambio frente a la plaza de San Agustín, ocupando los antiguos terrenos donde estuvo la primitiva catedral de San Miguel y también el Real Hospital de San Miguel.
El señor HernánGómez de la Peña quien era un minero de Xora, costeó una buena parte de la construcción la cual era enorme, por el oriente llegaba hasta el río de San Juan de Dios (hoy Calzada Independencia); por el norte se extendía hasta la calle Juan Manuel, por el poniente hasta Belén y por el sur hasta cruzar con Hidalgo. Este convento abarcaba un poco más de seis manzanas y un gran número de instalaciones,el 7 de abril de 1661, fue cuando se colocó la primera piedra del nuevo convento y bajo el patrocinio del obispo Colmenero.
En el siglo XVIII el convento constaba de cinco manzanas: tres hacia el norte y dos hacia el sur. De oriente a poniente iniciaba en el río San Juan de Dios y concluía en la calle de Belén. Sobre la calle que hoy es Hidalgo muy cercanamente al cruce co Belén tenía suubicación las puerta de ingreso.
Los espacios arquitectónicos comprendían tres divisiones de fábrica (edificaciones): recinto íntimo (destinado a las religiosas en lo que hoy aún con las modificaciones que tuvo, apreciamos en el Palacio de Justicia), recinto del campo y recinto de servicio y huerta. Una del campo y otra de la huerta.
La manzana siguiente –espacio alargado- unía al recinto íntimo con...
tracking img