Existencia de dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2206 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 3 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La existencia de DIOS



Índice
Introducción………………………………………………………….. 3
La existencia de Dios según Descartes……………………………….. 4
Crítica………………………………………………………………… 5
La existencia de Dios según Kant……………………………………. 6
Crítica………………………………………………………………… 7
La existencia de Dios segúnLocke…………………………………... 8
Crítica………………………………………………………………… 9
Reflexión grupal sobre la existencia de Dios........................................ 10
Conclusión............................................................................................. 11
Linkografía............................................................................................ 12Introducción
La existencia de Dios es uno de los temas que con frecuencia es abordado, investigado y puesto a prueba por diversos filósofos que son seguidores de variadas corrientes filosóficas y que utilizan distintas herramientas y/o métodos que nos permiten conseguir diferentes resultados, y a través de estos llegar a un conclusión.
Durante este trabajo nos enfocaremos en filósofos tales como; RenéDescartes, John Locke e Immanuel Kant y en las conclusiones que obtuvieron con respecto a la existencia de Dios.
Cabe destacar que los filósofos anteriormente nombrados no seguían la misma corriente filosófica. René Descartes fue el padre del racionalismo; John Locke se destacó por fundar la corriente filosófica conocida como el empirismo; e Immanuel Kant sobresalió por hacer un compendio con lomejor de la teoría racionalista de Descartes y la teoría empirista de Locke.

La existencia de Dios según Descartes
Para Descartes Dios es, ante todo, el Ser Infinito. Lo califica como eterno, todopoderoso, omnipotente y creador, o sea, infinito respecto al tiempo, al poder y al conocimiento. De esta forma enlaza, innovando, con la tradición teológica de los nombres de Dios.
Para demostrar suexistencia Descarte presenta dos argumentos:
Prueba ontológica (Procedente de San Anselmo): Es verdad aquello que percibimos clara y distintamente. De un triángulo percibimos clara y distintamente que sus ángulos suman dos rectos (por tanto, esto es verdad). Pero en la idea de triángulo no percibimos clara y distintamente que exista en la realidad. Su existencia no se puede intuir apartir de la pura noción de triángulo. En cambio, de Dios sí, porque la noción misma de Dios incluye la existencia. En efecto, la noción de Dios es la de un ser necesario e infinito, cuando el hecho de no existir sería una limitación.
Prueba gnoseológica (Procedente de San Agustín): Tengo la idea de Dios, es decir, del ser infinitamente perfecto. Tal idea ha de tener una causa, puestodo cuanto existe tiene una causa. Pues bien, existen tres tipos de procedencia de nuestras ideas:
a) Ideas facticias (producidas por mí), como la idea de centauro
b) Ideas adventicias (venidas de la experiencia), como la idea de China.
c) Ideas innatas, ideas que encuentro en mi mente y que no son facticias o arbitrarias, como la idea del triángulo.La idea de Dios no es una idea adventicia, pues nada hay en la experiencia infinitamente perfecto. Y tampoco puede ser una idea facticia, construida a partir de la idea de lo finito por vía negativa (como había sostenido Tomás de Aquino). Según Descartes, es al revés: mi idea de lo finito supone la de lo infinito (no podríamos ser conocedores de nuestra finitud y de nuestras limitaciones ano ser que pudiéramos compararnos con la idea de un ser infinito y perfecto).
Por lo tanto, la idea de Dios ha de ser una idea innata (una idea que se encuentra en mi mente. Ahora bien, ¿puedo ser yo la causa de tal idea, como lo soy de la idea de triángulo? No, porque en la causa ha de hallarse al menos tanta perfección como en el efecto. Siendo yo imperfecto, no puedo ser la causa de una...
tracking img