Experiencias de un maestro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2841 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“LA ESCUELA QUE HE VIVIDO: COMO MAESTRO Y COMO ALUMNO”.
Miguel Sáenz 
La escuela que he vivido como alumno

Nací a mitad del siglo XX (1949) en un pueblecito del interior de la provincia de Málaga, Villanueva de Algaidas, conocida por la “Rincona” por las gentes de los alrededores.

Los primeros y difusos recuerdos que tengo de la escuela son de la edad infantil. En una clase de párvulos,supongo, donde había muchos niños y niñas, y cuya maestra se llamaba Doña María. Allí, me llevaba una hermana mía que tenía 2 años más que yo. Y no recuerdo nada más que llevábamos cada niño una sillita de madera y asiento de aneas para sentarnos y que nosotros sólo la usábamos para arrastrarla por toda la clase como un coche o una carretilla. En un rincón de la clase había una puerta que daba ala habitación oscura o a un huevo de la escalera donde encerraban a los malos. No sé si esto era cierto o una fantasía infantil. Creo que estuve por allí poco tiempo porque aquello me pareció que sólo era para entretenernos o para estar como en una guardería.

La escuela de verdad era otra cosa y tendría que llegar muy pronto.

A los 6 años ya estaba en la Escuela, en una escuela particular.Era una casa normal donde el maestro de pago, que había sido fraile, daba clase a más de 50 niños entre 6 y 15 años por lo menos o más... Allí iban los niños que lo podían pagar, o los que pagaban en especie como mi padre, que como era carpintero pagaba haciéndole al maestro mesas y bancos para la escuela.

Entrábamos más o menos a las 9. A mitad de mañana hacíamos un recreo, y nos íbamos a lacalle, a donde queríamos o a jugar al fútbol detrás de unos callejones, a jugar a las bolas en la misma calle que era de tierra o a nuestra casa a tomar algo si teníamos hambre. Volvíamos a seguir las tareas hasta la hora de almorzar. Algunos niños que venían del campo se traían la comida en una taleguilla y comían en la misma escuela. Por la tarde seguíamos hasta el anochecer, según la época delaño.

Una tarde a la semana teníamos libre, creo que era el jueves, y cuando al maestro se le ocurría teníamos una excursión al campo, donde pasábamos todo el día.

Allí empecé a hacer palotes, mancharme de tinta y recibir coscorrones del maestro, que con una larga y fina vara de olivo mantenía la disciplina y el nivel de charloteo de tanto niño para que se pudiera trabajar...

Y aprendímucho, claro que aprendí. A leer y a escribir. Y aprendíamos de memoria las lecciones de la enciclopedia Dalmau Charles (creo que eso es lo que ponía en las gruesas pastas de cartón del libro) Se superaba el primer grado y se pasaba al segundo. Las lecciones nos la preguntaba en corro

En escritura hacíamos dictado colectivo diario que nos dictaba el maestro, y una redacción semanal sobre un temaque nos mandaba el maestro.

En matemáticas nos ponía unas cuentas en un cuaderno que cuando terminábamos nos corregía el maestro uno a uno. Y allí permanecíamos hasta que terminábamos las tareas y eran corregidas manchándose cada uno cuando terminaba según su ritmo de trabajo o las ganas de trabajar ese día.

Hace poco tiempo que mi madre me entregó un montón de cuadernos que celosamenteguardaba de aquella época. No podéis imaginaros la emoción al abrir y hojear las páginas de aquellos cuadernos y ver aquellos dictados, aquellas redacciones, aquellas cuentas, que ocupaban hasta las tapas de las libretas y las contraportadas. ¡Que manera de aprovechar el papel!

Entre ellas encontré una redacción titulada”La vida de cara o a espaldas de los libros”, que no tiene desperdicio por lobien que refleja la mentalidad, la filosofía y los valores que se respiraban en aquella época, y que no he podido dejar de transcribirla a continuación. Y lo voy a hacer respetando las faltas de ortografía para que conozcáis la realidad.

“Esto quiere decir como es la vida del hombre que estudia y el que no estudia,
El hombre que ha estudiado cuando niño, el maestro se interesa por el y hace...
tracking img