Explotador de patos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 58 (14393 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
lalala
LANDR�,

ASESINO DE MUJERES

 

Roberto Perinelli

 

 

 

Personajes
 

Landr�

Lola, una conquista de Landr�

Noem�, una mucama

Lucrecia, otra conquista de Landr�

Alvarez, mozo de restaurante

La esposa de Landr�

Sosa, Comisario de polic�a

La sargento Marta, polic�a femenina

Laura, �ltima conquista de Landr�
Lucrecia, esposa de Alvarez, elmozo�

 

 

 

 

�Y, sin embargo, el mejor medio de aborrecerlas verdaderamente es rogar que se cumplan sus voluntades. Los mismos diablos no pueden

�������������������������������� castigarlas peor�.

�Cimbelino, Shakespeare.

 

 

 

Pr�logo.

La residencia sensorial, rodeada por un parque muy arbolado. El dormitorio principal, en los altos de la casa. Un ventanal,amplisimo, abre sobre la copa de los arboles. Las enredaderas trepadoras, cubiertas de flores, amenazan meterse dentro de la habitacion. El sol matinal ha conseguido invadir el ambito; ilumina, clemente y primaveral. Una suave brisa agita la cortina blanca, de tela muy liviana.

Lola, una matrona entrada en carnes, se encuentra sentada en el centro de su enorme cama. Alterada, se tapa con lassabanas las abundantes desnudeces que el breve camison no alcanza a cubrir.

Frente a ella, un Landr� muy agitado. Tuvo que correr, perseguido por los perros, y treparse, para poder colarse dentro del cuarto por la ventana abierta. Sacude su ropa. Se mira las botamangas del pantal�n, intentando descubrir alguna dentellada de perro.

Los perros, abajo, al pie de la ventana, siguen ladrando,furiosos.

 

Lola: �Pero que imprudencia la suya, señor...! (Landr� no se identifica.) �Una gran imprudencia!. Treparse como un mono cuando...

Landr�: (La interrumpe con un gesto.) Señora, por favor... (la agitaci�n le impide seguir.)

Lola: �Con los perros sueltos! �C�mo se le ocurri� semejante cosa, se puede saber?

Landr�: Le voy a decir. (No alcanza a normalizar su respiraci�n.)

Lola:�Qu�? �Qu� es lo que me va a decir? Que ha cometido una locura. �Se�or... ?

Landr� debe contestar, identificarse. No puede hablar todav�a. Le extiende su tarjeta de visita. Lola trata de leerla en un primer intento. No puede. Recurre a sus anteojos. Estira un brazo y manotea la mesa de luz. Descuida las s�banas y ofrece desnudeces. Se alarma y se cubre. Por fin alcanza los anteojos, que se calzapara leer.

Lola: �Se�or... Renoir?

Landr�: Renoir, s�. Paul Renoir.

Lola: �Negocios inmobiliarios? (Landr� asiente.) ��Usted se dedica a esa actividad?

Landr�: Es lo que dice, se�ora. Lo que usted est� leyendo. No acostumbro a presentarme con mentiras.

Lola: (le devuelve la tarjeta.) �La casa no est� en venta. De ning�n modo. Lo estuvo, eso s�, pero enseguida cambi� de idea. Casi alinstante. No s� c�mo se enter� usted.

Landr�: (rechaza la tarjeta, con elegante indignaci�n.) No tengo ning�n inter�s en mezclar los negocios con... (Se calla, deja flotando la intenci�n.)

Lola: (desconcertada) �Entonces?

Landr�: (esquivo, no quiere contestar.) Magn�fica residencia.

Lola: Herencia de familia.

Landr�: Siglo XVII.

Lola: Mitad del siglo XVII. Muy grande, infinidadde habitaciones para una mujer que vive sola. Se�or... (olvida el nombre.)

Landr�: Renoir.

Lola: Renoir. Sabe que mis perros podr�an haberlo destrozado.

Landr�: Corr� muy r�pido. Brrr, una exhalaci�n.

Lola: Bastaba con un tropez�n, que cayera al suelo para que... �Son feroces!

Landr�: De acuerdo: feroces, bestias feroces. Unos colmillos as� de grandes.

Lola: �Y c�mo entr� a mijard�n? Las verjas est�n electrizadas.

Landr�: Las encontr� desconectadas.

Lola: �Caramba! �Eso no puede ser!

Landr�: Puede ser. Compr� al jardinero, se�ora.� Todo hombre tiene su precio.

Lola: �Pago fortunas!

Landr�: �Qu� l�mites tiene la ambici�n? �Usted los conoce?

Lola: Oh, sus preguntas son como mazazos, se�or... (olvida el nombre.).

Landr�: Renoir.

Lola: Renoir. Sus...
tracking img