Extraccion compulsiva de adn

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4842 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La extracción "compulsiva" de ADN del cuerpo de la víctima y el derecho de defensa del acusado
Bongiovanni Servera, José G.
Publicado en: LA LEY 08/04/2010, 1
I. Introducción
El pasado 26 de noviembre, tras la sanción del Congreso Nacional, fue promulgada la ley 26.549 (Adla, LXX-A, 51), que incorporó al Código Procesal Penal el artículo 218 bis. (2) Esta norma intenta establecer lospresupuestos y condiciones de producción de una medida de inspección corporal, en particular, la extracción de ácido desoxirribonucleico, ya sea del cuerpo del imputado o de otras personas, en el marco de una investigación penal.
Como suele ocurrir, a falta de una práctica robusta de comunicación entre los poderes del Estado, hasta el momento, los órganos judiciales se ocuparon del asunto a través departiculares construcciones interpretativas generadas a partir de la ausencia de previsiones legales claras.
Los resultados de esta tarea jurisprudencial estuvieron orientados a garantizar la operatividad de mandatos constitucionales de difícil coexistencia. Por tal motivo, la ponderación de derechos fue el camino elegido en la mayoría de los casos para hallar soluciones disímiles, a las que searribó resolviendo supuestos enfrentamientos entre premisas de incuestionable trascendencia como la disponibilidad sobre la propia identidad, la no autoincriminación y la dignidad personal, por un lado; y el derecho de persecución penal estatal, el interés social en el descubrimiento de la verdad, y la incierta legitimación de las víctimas para exigir una sentencia de condena, por el otro.
En elpresente trabajo se intentará demostrar que el nuevo artículo 218 bis no permite la extracción compulsiva de ADN del cuerpo de la víctima, y que por ello, la reforma obliga a prescindir, en una investigación penal, de cualquier examen que involucre la utilización del referido material genético de dicho sujeto procesal, cuando éste no prestare su consentimiento.
Si bien dicha conclusión puederesultar, al menos en principio, positiva, lo cierto es que de resultar imprescindible la extracción de ADN del cuerpo de la víctima para solucionar el caso, el imputado puede verse impedido o limitado en cuanto a la disponibilidad de elementos probatorios tendientes a demostrar su inocencia; ello así por cuanto, si bien nada evita que sea desvinculado del proceso por el beneficio de la duda, dichoacusado posee también el derecho a la obtención de una sentencia liberatoria que declare de manera expresa su condición de inocente, ya sea por falta de comisión del delito o ausencia de participación.
Entiendo que los artículos 218 y 218 bis del C.P.P.N. protegen con mayor intensidad la integridad física de la víctima que la de cualquier otra persona, resaltando que la última de estas normas otorgadistintos efectos a la reticencia del afectado por la inspección corporal, según se trate de la víctima o de otro sujeto, y que esa diferencia consiste en autorizar lo que llamaré “el método compulsivo” sólo para el último caso.
Asimismo, exhibiré cuál es el sentido que la norma pretende darle a esa diferenciación a través de las propias palabras del texto, concluyendo que con ello se ignora laverdadera finalidad que deben tener los límites a la averiguación de la verdad, dándose prioridad a inciertas prerrogativas constitucionales de sujetos distintos del imputado, reduciéndose de tal forma la garantía de defensa en juicio.
En definitiva, se intentará abordar el tema desde un enfoque novedoso, ya que es insoslayable que los problemas que presenta la extracción de ADN como medio de pruebapueden contarse en gran número y han sido analizados en forma exhaustiva tanto por la doctrina como por la jurisprudencia. Aun así, rara vez se ha abordado la cuestión desde el prisma que aquí proponemos, es decir, partiendo de la consideración del derecho del imputado a probar su versión de los acontecimientos, y ejercer así su derecho a una defensa efectiva; es que tradicionalmente, el tópico...
tracking img