Extracto de novela por nicolas sparks

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 57 (14230 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La última canción

La última canción
Nicholas Sparks

Traducción de Iolanda Rabascall

Título original inglés: The Last Song © 2009, Nicholas Sparks Primera edición: febrero de 2010 © de la traducción: Iolanda Rabascall © de esta edición: Roca Editorial de Libros, S.L. Marquès de l’Argentera, 17, Pral. 08003 Barcelona. info@rocaeditorial.com www.rocaeditorial.com Impreso por Brosmac,S.L. Carretera de Villaviciosa - Móstoles, km 1 Villaviciosa de Odón (Madrid) ISBN: 978-84-9918-051-9 Depósito legal: M. 50.815-2009
Todos los derechos reservados. Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorización escrita de los titulares del copyright, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos lareprografía y el tratamiento informático, y la distribución de ejemplares de ella mediante alquiler o préstamos públicos.

Para Theresa Park y Greg Irikura, mis amigos

Prólogo
Ronnie

on la vista fija en la ventana de la habitación, Ronnie se preguntó si el reverendo Harris ya habría llegado a la iglesia. Seguramente sí. Y mientras seguía contemplando las olas estrellarse a lo largo dela playa, se preguntó si él todavía sería capaz de apreciar los reflejos de la luz que se filtraba a través del vitral, por encima de su cabeza. Quizá no; después de todo, hacía más de un mes que habían colocado el vitral, y probablemente estaba demasiado ocupado en otros quehaceres para seguir apreciando aquel matiz. Sin embargo, anheló que alguna persona nueva en la localidad entrara porcasualidad en la iglesia aquella mañana y tuviera la misma sensación maravillosa que ella experimentó la primera vez que vio cómo la luz inundaba toda la iglesia en aquel frío día de diciembre. Y también deseó que el visitante dedicara unos minutos a considerar de dónde había salido aquel vitral y a admirar su belleza. Llevaba una hora despierta, pero aún no se sentía lista para enfrentarse al nuevo día.Aquel año, las vacaciones se le antojaban distintas. El día previo, había salido a pasear un rato por la playa con Jonah, su hermano pequeño. En muchas terrazas de las casas por las que habían pasado, había árboles de Navidad. En aquella época del año, prácticamente disponían de la playa para ellos solos, pero Jonah no había mostrado ningún interés ni en las olas ni en las gaviotas que tanto lohabían fascinado apenas unos meses antes. En lugar de eso, le había pedido ir al taller; ella lo acompañó, aunque el

C

9

nichol as spark s

10

chico apenas permaneció unos minutos antes de salir sin decir ni una sola palabra. A su lado, sobre la repisa de la cabecera de la cama, sobresalía el rimero de fotografías que habían estado enmarcadas en la salita, junto con otros objetos quehabía recogido aquella mañana. En el silencio reinante, estudió los objetos detenidamente hasta que unos golpes en la puerta la sacaron de su ensimismamiento. Su madre asomó la cabeza. —¿Te apetece desayunar? He encontrado una caja de cereales en el armario. —No tengo hambre, mamá. —Tienes que comer, cielo. Ronnie continuó con la vista fija y perdida en la pila de fotos. —Me equivoqué, mamá. Yahora no sé qué hacer. —¿Te refieres a papá? —A todo en general. —¿Quieres que hablemos de ello? Al ver que Ronnie no contestaba, su madre atravesó el umbral y se sentó en la cama, a su lado. —A veces es bueno desahogarse. Has estado muy callada durante los últimos dos días. Por un instante, Ronnie se sintió abordada por un cúmulo de recuerdos: el incendio y la posterior reconstrucción de la iglesia,el vitral, la canción que finalmente había conseguido terminar. Pensó en Blaze, en Scott y en Marcus. Pensó en Will. Recordaba aquel verano en que había cumplido dieciocho años, el verano en que la habían traicionado, el verano en que la habían arrestado, el verano en que se había enamorado. No había pasado tanto tiempo; sin embargo, a veces tenía la impresión de que en aquella época ella era...
tracking img