Fabula del aguilucho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 38 (9282 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
E1 MODELO DE COMPETENCIA: UNA NUEVA ÉTICA PARA LA RELACIÓN DE AYUDA

La empresa con la que están comprometidos los Técnicos en Integración social ( TSIS) está inspirada por ideales y objetivos ciertamente valiosos: potenciar los recursos de los usuarios, potenciar los recursos comunitarios, mediar y facilitar el acceso a los recursos, guiar el crecimiento, el desarrollo y la insercióncompetente de los usuarios en los escenarios en los que se desenvuelven sus vidas, facilitar la adquisición de pautas de convivencia social y de estrategias de afrontamiento de los problemas y situaciones adversas.

Este compromiso de los TSIS tiene su escenario privilegiado en la relación interpersonal. A lo largo de este primer bloque , que trata de los métodos y habilidades para la relacióninterpersonal, quiere ser un aliado de ese compromiso con una actitud inspirada en el espíritu del modelo de competencia. Es el espíritu que animaba también al naturalista que ayudó a volar al aguilucho (veremos la fábula en cuestión en ANEXO 1).

El naturalista de la fábula del aguilucho era un ecologista convencido y tenaz. Desde el mismo día en que conoció al aguilucho y entabló relación con él, tuvoel convencimiento y la esperanza de que la comunicación entre los dos llegaría a ser efectiva. El aguilucho, a pesar de las adversidades y de los riesgos, dispuso de los recursos y de las oportunidades necesarias y pudo por fin volar y recuperar su autonomía. Con este resultado tan satisfactorio creció también la experiencia del naturalista y se fortalecieron sus convicciones y tenacidad. Porotra parte, tanto el granjero como todos aquellos que tuvieron conocimiento de lo que el naturalista había conseguido, expresaron un caluroso reconocimiento a su obra en favor de las águilas.

Cuando el naturalista y el aguilucho se conocieron y se cruzaron sus experiencias y sus historias, el naturalista asumió un compromiso arriesgado y exigente. Podía no haberlo hecho. Podía haberse dejadoseducir por las razonables y sensatas explicaciones del granjero y haber continuado su camino. Pero sus convicciones ecologistas y su amor por las águilas le hicieron arriesgarse. Aceptó el reto de cambiar el curso de la historia reciente del aguilucho y de infundirle resistencia a los factores adversos que suponían las heridas recibidas en el bosque y la falta de entrenamiento de la habilidad devolar. Supo desafiar la indefensión, incluso el fatalismo, que emanaban de las resignadas advertencias del granjero y de la inhibición y el miedo del propio aguilucho. Decirle al propio naturalista "es así, qué le vamos a hacer, hay cosas que no se pueden cambiar" era en realidad empujarle para que intentara el cambio, tan tenaz era. Supo inculcarle al aguilucho expectativas esperanzadoras de sueficacia para volar y le mantuvo así incentivado para intentarlo una y otra vez hasta que la eficacia esperada se hizo realidad. Y después de recobrar su capacidad de volar, quién podría dudar que el aguilucho experimentó una notable mejoría en su autoimagen.
El naturalista no estaba solo apoyado en sus convicciones y en su celo ecológico. Esto era muy importante. El tenía evidentemente un gran sentidode eficacia personal aunque no desconocía tampoco sus limitaciones. Pero quizá, lo más decisivo era el método y las habilidades que había aprendido a emplear, sus recursos personales.

En efecto, era una persona sensible para las relaciones interpersonales. Supo escuchar las razones del granjero y reconoció que tenían un peso evidente. Expresó honestamente un abierto reconocimiento al bellogesto del granjero que había invertido tiempo y energía en curar y cuidar al aguilucho. Prestó la debida atención a sus objeciones y reconoció que, desde la perspectiva del granjero, eran consistentes. Como deseaba el cambio, era exquisitamente sensible a las resistencias al cambia.. Quizá por eso, pudo persuadir al granjero, vencer su escepticismo y contar con su apoyo.

Era el naturalista una...
tracking img