Fabulas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (338 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El perro y el cocodrilo

Félix María Samaniego
(español, 1745-1801)

Bebiendo un Perro en el Nilo, ¡Oh qué docto Perro viejo!
al mismo tiempo corría.yo venero su sentir
“Bebe quieto”, le decía en esto de no seguir
un astuto Cocodrilo. del enemigo elconsejo.

Díjole el Perro prudente: Fábulas. Selección y notas de María de Pina.
“Dañoso es beber y andar; México: Porrúa, 1977. (Sepancuantos 16)
pero, ¿es sano el aguardar
a que me claves el diente?”

El que no perdonó a su compañero

Un rey había decidido arreglar cuentas con sus empleados y para empezar, le trajeron a uno quele debía diez mil monedas de oro. Como el hombre no tenía con que pagar, el rey ordenó que fuera vendido como esclavo, junto con su mujer, sus hijos y todo cuanto poseía, para así recobrar algo. Elempleado, pues, se arrojó a los pies del rey, suplicándole: “Dame un poco de tiempo, y yo te lo pagaré todo”. El rey se compadeció y lo dejó libre; más todavía, le perdonó la deuda.

Pero apenassalió el empleado de la presencia del rey, se encontró con uno de sus compañeros que le debía cien monedas. Lo agarró del cuello y casi lo ahogaba, gritándole: “Págame lo que me debes”.El compañero se echóa sus pies y le rogaba: “Dame un poco de tiempo, y yo te lo pagaré todo”. Pero el otro no aceptó, sino que lo mandó a la cárcel hasta que le pagara toda la deuda.

Los compañeros, testigos de estaescena, quedaron muy molestos y fueron a contárselo todo a su señor. Entonces el señor lo hizo llamar y le dijo: “Siervo miserable, yo te perdone toda la deuda cuando me lo suplicaste. ¿No debíastambién tú tener compasión de tu compañero como yo tuve compasión de ti?” Y tanto se enojó el señor, que lo puso en manos de los verdugos hasta que pagara toda la deuda.

La Biblia Latinoamericana,...
tracking img