Factores negativos del capitalismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7868 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La ética del capitalismo financiero actual

Por Carlos Velásquez Carrillo (*)
En buenos tiempos, las ganancias son privadas, pero cuando viene la crisis las pérdidas se socializan
SAN SALVADOR-Si algo aprendimos de la crisis financiera del 2007/2008 fue la confirmación de cómo funciona el código de ética del capitalismo financiero transnacional: en buenos tiempos, las ganancias sonprivadas, pero cuando viene la crisis las pérdidas se socializan y son los pueblos los que tienen que pagar los platos rotos que quiebran los especuladores del parasitismo financiero.  

El “salvataje” financiero se produjo dentro del marco de dos grotescas paradojas.  La primera se dio cuando los banqueros neoliberales, ávidos opositores de la intervención estatal en tiempos de vacas gordas, fueronlos primeros en reclamar dinero público cuando su desenfrenada ambición por sacar tajada llevó a la quiebra del modelo, llevándose de encuentro a millones de ciudadanos honestos.  Sus demandas fueron respondidas con creces: trillones de dólares fueron inyectados al sistema para evitar su colapso total y hasta hoy nadie ha pagado de forma categórica por los crímenes que se cometieron (de la gente quehan sido denominadas “terroristas económicos”).

Aquí es cuando viene la segunda paradoja: los gobiernos se dan a la tarea de rescatar al sistema capitalista de sus falacias congénitas para recuperarlo y esperar a que la crisis llegue de nuevo.  Esta modalidad se ha venido dando con cierta frecuencia desde los años 1930s, pero la nueva dinámica financiera del capitalismo mundial nos da lapauta para pensar que las crisis serán más agudas y con frecuencias más cortas. 

Vemos que la crisis financiera ha encontrado orilla en el Unión Europea (UE).  La situación en Grecia es otra lección para aprender.  Para salvar al país, sino a toda Europa, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y los países más poderosos de la UE aprobaron un paquete financiero que suma 160 mil millones de dólares,de los cuales 40 mil millones serán desembolsados a corto plazo.  A cambio del salvataje, el gobierno griego ha aceptado implementar un programa de austeridad financiera con el objetivo de reducir el déficit fiscal mediante recortes masivos en el gasto público y el aumento del IVA y los impuestos al combustible, el alcohol y los cigarrillos, entre otros.  

Entre las medidas que se esperan seencuentran el congelamiento de los salarios de los empleados públicos, el aumento en la edad de jubilación, la reducción del salario mínimo juvenil, la reducción por 5 mil millones de dólares en el gasto público social (salud, educación y transporte), la supresión equivalente a dos salarios mensuales para todos los empleados públicos, y la “flexibilización” laboral (en otras palabras, cuando eltrabajador se convierte en un objeto desechable).

El objetivo no es sólo salvar a Grecia, sino también estabilizar al euro (recién ayer la Unión Europea aprobó un paquete de más de un trillón de dólares para reforzar la moneda y evitar una situación similar en España, Portugal e Irlanda) y mandar un mensaje tajante al movimiento laboral Europeo: los beneficios sociales y laborales que aúnexisten están en juego ante la nueva ofensiva capitalista que busca deshacerse de los obstáculos que impiden mayores tasas de ganancias. 

Pero por otro lado, los que pagan por los errores de los banqueros son, nuevamente, los trabajadores y trabajadoras que a la vez son víctimas de los chanchullos fallidos del capital parásito.  No son los que causan la crisis los que tienen que pagar: éstos recibenel salvataje a costillas de los que están abajo.  Mientras no se reforme el sistema de raíz, y en vez se solucionen las consecuencias nada más, entonces se está arando en el mar.  Es como tratar los síntomas del cáncer mientras se ignoran las células matrices que lo causan.

El FMI y la UE no tardaron en asignar culpas infundadas.  La crisis griega, dicen, es el resultado del afán irreal de...
tracking img