Facundo y el matadero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3025 palabras )
  • Descarga(s) : 8
  • Publicado : 11 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
FACUNDO Y EL MATADERO
INTRODUCCIÓN.
El presente trabajo consiste en plasmar la idea de Historia y demás conceptos que pongan de manifiesto la posición historiográfica de Esteban Echeverría, en su obra “El matadero” y de Domingo F. Sarmiento en “Facundo. Civilización y barbarie”. Para cumplir con dicho objetivo se transcriben citas textuales de lasmencionadas producciones literarias.

EL MATADERO
Esteban Echeverría, en esta obra, adhiere a la corriente romántica aunque encontramos en él cierto sesgo positivista.
Como romántico, comienza advirtiendo que hace Historia aunque para ello se aparta de la costumbre de la época: “A pesar de que la mía es historia, no la empezaré por el arca de Noé y la genealogía de sus ascendientes como acostumbrabanhacerlo los antiguos historiadores españoles de América”.[1]
Y añade: “los sucesos de mi narración pasaban por los años de Cristo de 183…”[2] señalando el contexto histórico al que se refiere, entre 1838 y 1840, años inmersos en el régimen rosista al cual critica.
Su Historia es un narración descriptiva, con una gran carga emotiva pero al mismo tiempo realista en el relato de las costumbrescontemporáneas. Por lo tanto, es una historia parcial, manifiesta una postura política contra el régimen rosista y expresa sentimientos de él que está viviendo esa realidad, inserto en esa situación histórica. Al respecto dice el autor como actor social: “¡Qué nobleza de alma! ¡Qué bravura en los federales!, ¡siempre cayendo como buitres sobre la víctima inerte!”[3]
La suya es una historia total yaque se refiere a aspectos económicos, sociales, políticos, culturales, etc.
Hace una descripción de la multitud –a la cual llama chusma- y de todos los actores sociales que se hallan reducidos al ámbito del matadero. Así expresa: “simulacro en pequeño era éste del modo bárbaro con que se ventilan en nuestro país las cuestiones y los derechos individuales y sociales”[4]; y en el párrafo final de suobra sintetiza todo su pensamiento: “En aquel tiempo los carniceros degolladores del matadero, eran los apóstoles que propagaban a verga y puñal la federación rosina, y no es difícil imaginarse qué federación saldría de sus cabezas y cuchillas. Llamaban ellos salvaje unitario, conforme a la jerga inventada por el Restaurador, patrón de la cofradía, a todo el que no era degollador, carnicero, nisalvaje, ni ladón; a todo hombre decente y de corazón bien puesto, a todo patriota ilustrado amigo de las luces y de la libertad; y por el suceso anterior puede verse a las claras que el foco de la federación estaba en el matadero.”[5]
Echeverría revela la condición y situación económica, social y política en que vivían los distintos grupos humanos: negros, mulatos, juez del matadero, mazorqueros,carniceros, abastecedores, la chusma, el gringo y el unitario.
Así, presenta al pueblo sumiso ante la autoridad eclesial y la de Rosas: “el pueblo de Buenos Aires atesora una docilidad singular para someterse a toda especie de mandamiento”[6], y al mismo tiempo revela la angustia de las clases populares, echados a la miseria y a la desesperación, al hambre y a la ignorancia: “de entre la chusmaque ojeaba y aguardaba la presa de la achura, salía…una mugrienta mano a dar un tarazón con el cuchillo al sebo o a los cuartos de res…”[7] y “Oíanse… palabras inmundas y obscenas, vociferaciones preñadas de todo cinismo bestial que caracteriza a la chusma de nuestros mataderos, con las cuales no quiero regalar a los lectores”.[8]
Entre estos personajes están: “una comparsa de muchacho, de negrasy mulatas achuradotas”[9], una “multitud de negras rebuscotas de achuras, como los caranchos de presa”[10], “varios muchachos, gambeteando a pie y a caballo, se daban de vejigazos o se tiraban bolas de carne”[11], “dos muchachos se adiestraban en el manejo del cuchillo, tirándose horrendos tajos y reveses”[12], “la figura más prominente de cada grupo era el carnicero con el cuchillo en mano,...
tracking img