Fahrenheit 451

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 36 (8988 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD AUTONOMA DE ZACATECAS
“FRANCISCO GARCIA SALINAS”

UNIDAD ACADEMICA DE DERECHO

INTRODUCCION AL ESTUDIO DEL DERECHO ELECTORAL

ENSAYO

LIC. FELIPE ANDRADE HARO.


ENSAYO

FAHRENHEIT 451

INTRODUCCION

«Lo que más molestaba a William Peterson era Shakespeare y Platón y Aristóteles
yJonathan Swift y William. Faulkner, y los poemas de, bueno, Robert Frost, quizá,
y John Donne y Robert Herrick. Todos arrojados a la Hoguera. Después imaginó
las cenizas (porque en eso se convertirían). Pensó en las esculturas colosales de
Michel angeló, y en el Greco y Renoir y en tantos otros.

FAHRENHEIT 451

El fanático incendiario de libros se da cuenta entonces de que todo el puebloha
Escondido los libros memorizándolos. ¡Hay libros por todas partes!, escondidos en
La cabeza de la gente El hombre se vuelve loco, y la historia termina.
Atrapado por este encuentro al estilo de Alicia en el País de las Maravillas, corrí a
casa a escribir «El peatón» que hablaba de un tiempo futuro en el que estaba
Prohibido caminar, y los peatones eran tratados como criminales.
Me senté ytres horas después advertí que me había atrapado una idea, pequeña
Al principio pero de proporciones gigantescas hacia el final.
La máquina de escribir y yo éramos hermanos siameses, unidos por las puntas de los dedos. Fue un triunfo especial porque yo llevaba escribiendo relatos cortos desde los
Doce años, Cuando salí de la escuela secundaria, no tenía dinero para ir a la universidad. Vendíperiódicos en una esquina durante tres años y me encerraba en la biblioteca del centro tres o cuatro días a la semana, Con la certeza de que estaría solo y necesitando ampliar mi formación, incorporé a mi vida a mi profesor de poesía y a mi profesora de narrativa breve de la escuela secundaria de Los Ángeles Fue entonces cuando ocurrió la segunda gran novedad. Un joven editor de Chicago, escasode dinero pero visionario, vio mi manuscrito y lo compró por cuatrocientos cincuenta dólares, que era todo lo que tenía. El hacedor de listas de «Bonfire» se convierte en el bibliotecario de Bright Phoenix que memoriza a Lincoln y Sócrates, se transforma en «El peatón» que pasea de noche y termina siendo Montag, el hombre que olía a kerosene y encontró a Clarisse. La muchacha le olió eluniforme y le reveló la espantosa misión, revelación que llevó a Montag a aparecer en mi máquina de escribir

PRIMERA PARTE: ERA ESTUPENDO QUEMAR

Montag mostró la fiera sonrisa que hubiera mostrado cualquier hombre burlado y
Rechazado por las llamas. Sabía que, cuando regresase al cuartel de bomberos, se miraría pestañeando en el espejo: su rostro sería el de un negro de opereta, tiznado concorcho ahumado. Luego, al irse a dormir, sentiría la fiera sonrisa retenida aún en la oscuridad por sus músculos faciales. Esa sonrisa nunca desaparecía, nunca había desaparecido hasta donde él podía recordar. Silbando, Montag dejó que la escalera le llevara hasta el exterior, en el tranquilo aire de la medianoche Pero esa noche, Montag aminoró el paso casi hasta detenerse. Su subconsciente,adelantándosele a doblar la esquina Su rostro era delgado y blanco como la leche, y reflejando una especie de suave ansiedad que resbalaba por encima de todo con insaciable curiosidad. Era una mirada, casi, de pálida sorpresa; los ojos oscuros estaban tan fijos en el mundo que ningún movimiento se les escapaba. El vestido de la joven era blanco,
Montag sintió que ella andaba en círculo a su alrededor,le examinaba de extremo
A extremo, sacudiéndolo silenciosamente y vaciándole los bolsillos, aunque, en
Realidad, no se moviera en absoluto. Me llamo Clarisse McClellan.

Anduvieron en la noche llena de viento, por la plateada acera. Se percibía un
Debilísimo aroma a albaricoques y frambuesas; Montag miró a su alrededor y se
Dio cuenta de que era imposible que pudiera percibirse aquel olor...
tracking img