Falo y goce de lacan

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5823 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Falo y goce

Como dijimos, el problema que enfrenta Lacan es el de cómo articular el agotamiento de la significación con la dimensión de la sexualidad

Como también ya dijimos, es un problema que viene de antaño. La definición del deseo como metonimia de la falta en ser, planteada en "La instancia de la letra", es muy precisa en términos de las relaciones del significante y lasignificación, pero muy impreciso en términos de su relación con la dimensión sexual (la pulsión), pues al homologar toda la significación con la significación fálica, esta también se encuentra vaciada de ser.

Ahora el problema se vuelve a plantear. Pero en vez de apelar a la conocida metáfora del dedo levantado de San Juan, y de orientar la cura hacia ese "horizonte deshabitado del ser" (51),Lacan, retomando el cogito cartesiano, se pregunta por aquello que "es lo que falta al sujeto para pensarse agotado por su cogito, a saber, lo que es impensable", es decir, vuelve a replantear la pregunta por la cuestión del ser, pero de un modo en que se lo pueda pensar positivamente.

Y como sabemos, la única manera de plantear un ser, positivamente, en psicoanálisis, es por el lado del goce,de la satisfacción pulsional.

A diferencia de la reducción o equivalencia que Descartes hace en el paso subsiguiente del cogito entre pensamiento y ser (res cogitans), Lacan detiene el proceso en el punto previo y plantea que hay algo que impide que el sujeto pueda localizar su ser en el "pienso", en el cogito. La pregunta es clara: ¿Cuál es el estatuto del ser, entonces?

"¿Qué soyYo?" ("¿Qué suis-Je?")

¿Dónde está ese ser que "aparece como faltando en el mar de los nombres propios"?

Pronunciar un nombre propio es operar con el -1 en el sentido de que el nombre propio no representa al sujeto para otro significante, sino que parece representarlo en forma absoluta.

La pregunta es si es posible encontrar, en "el mar de los nombres propios", aquél quepodría designar el ser del sujeto.

Respecto de los nombres propios tenemos dos grandes teorías.

Por un lado la postulada por Russell, quien plantea una disyunción entre intensión del concepto y su extensión. En otras palabras, para Russell, el nombre propio es el conjunto infinito de las propiedades del objeto.

Podríamos escribirlo como

np = S Fi(x) (sumatoria de i = 0 hastai = ¥ de las propiedades Fi del objeto x)

Por eso el nombre propio, en Russell, es el punto donde se aplica la paradoja.

La otra teoría es la de S. Kripke, para quien el nombre propio es lo que resulta del descarte de todas las propiedades (a semejanza de lo que dice Lacan en "La significación del falo": "el sujeto solo designa su ser poniendo una barra a todo lo que significa"). Enotras palabras, el nombre propio designa el ser del objeto en el desfallecimiento de la dialéctica de la significación.

En ese sentido, el nombre propio es un designador rígido.

En cierto modo, podríamos decir que Russell responde a la lógica de la escritura en tanto que Kripke responde a la lógica de la significación.

Con Russell el problema sería como incluir el en A, esdecir, el problema de la consistencia del A

En cambio Kripke se acerca mas a Witgenstein, buscando como hacer significante un cierto real, indicando lo imposible de esa tarea, ya que los significantes que provienen de un real nunca pueden terminar de incluirse en la batería significante (de ahí que Witgestein termine en el silencio).

Volviendo a Lacan, podríamos decir que no acuerda conninguna de las dos posturas.

Respecto de Russell, subrayando que la paradoja es el efecto de la presencia de una enunciación, es decir, del sujeto.

Respecto de Kripke, subrayando que el resultado final sigue siendo una significación, aunque la misma, por su equiparación al Ö -1, está mas cerca de la consistencia del objeto a que de la barra sistemática del falo.

Por eso...
tracking img