Familia y valores

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2239 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Panel de FAMILIA Y VALORES
Congreso de escuelas católicas.
Santo Domingo, 7 y 8 de noviembre.
Rev. Dr. Eduardo Torres Moreno

FAMILIA Y VALORES. 2
1.- La familia, entre angustias y esperanzas. 2
2.- El valor de la familia. 5
A.- La familia, cuna de la persona. 5
B.- La familia, hogar del amor 9
C.- La familia, santuario de la vida. 10
3.- El valor de la escuela, segunda familia: 11A.- Del origen a la crianza: Subsidiariedad del Estado y la Iglesia 11
B.- De la crianza a la instrucción. 14
C.-De la instrucción a la educación. La maduración de la persona 15
4.- La familia, primera escuela del valer humano. La escuela, familia educativa. 16
A.- Principio de coherencia: se enseña con la vida. 16
B.- Principio de tolerancia: Uno es el que siembra, otro el que cosecha. 18C.-Principio de excelencia: de la ley a la virtud. 19
D.- Principio orgánico: el amor como "entrega sincera de sí" a través de las virtudes cardinales. 19
5.- Enseñar y aprender amores. 20

FAMILIA Y VALORES.
Congreso de escuelas católicas.
Santo Domingo, 7 y 8 de noviembre.
Rev. Dr. Eduardo Torres Moreno

1.- La familia, entre angustias y esperanzas.
Estamos en una reunión de educadores.Probablemente no tendríamos que ocuparnos siquiera de este tema si no estuviéramos todos convencidos de que la familia está en crisis y que esa crisis arrastra, de muchas maneras, a la misma escuela.
Un somero análisis sociológico nos hace ver cómo la institución familiar está aquejada en nuestros días de graves ataques de egoísmo, incomunicación y desconfianza; falta la sinceridad, el respeto,el diálogo y el servicio mutuo entre sus miembros; ... por no hablar de la incapacidad de sacrificio y servicio desinteresado entre los esposos, los hijos y los diversos parientes. Es evidente la falta de autoridad de los padres y su prolongada ausencia del hogar, la confusión de roles entre los esposos, la mala administración económica, la indiferencia de los hermanos entre sí o el miedo a tenerhijos. Hay muchas familias destrozadas por la infidelidad, el divorcio, la irresponsabilidad de los cabezas de familia, el maltrato y la violencia doméstica, e incluso el abuso psicológico o sexual. No necesito detenerme en ofrecer pruebas estadísticas que pueden conseguirse fácilmente. Con todo, el peligro más grave que afecta a nuestras familias en la sociedad contemporánea es, sin dudaninguna, el miedo al futuro, la falta de esperanza.
Como escribía Juan Pablo II, “... nuestra civilización, aun teniendo tantos aspectos positivos a nivel material y cultural, debería darse cuenta de que, desde diversos puntos de vista, es una civilización enferma, que produce profundas alteraciones en el hombre.¿Por qué sucede esto? La razón está en el hecho de que nuestra sociedad se ha alejado de laplena verdad (...) sobre lo que el hombre y la mujer son como personas. Por consiguiente, no sabe comprender adecuadamente lo que son verdaderamente la entrega de las personas en el matrimonio, el amor responsable al servicio de la paternidad y la maternidad, la auténtica grandeza de la generación y la educación.»” .
La experiencia propia de cuantos aquí nos encontramos testimonia claramente cómoestos problemas familiares afectan inexorablemente a la escuela, por cuanto son arrastrados por los alumnos, los profesores, los administrativos. Todos los miembros de la comunidad educativa pertenecen a una familia y se ven afectados por ella. Al mismo tiempo, en la interacción propia de la dinámica educativa, los problemas familiares de todos sus miembros no sólo se reflejan perfectamente sinoque pueden multiplicarse o intensificarse de diverso modo al propio del ámbito familiar y afectar seriamente el desempeño académico.
Sin embargo, aunque todo esto sea verdad, no es toda la realidad, ni tampoco la parte más importante. Los aquí presentes somos educadores cristianos, y por tanto somos depositarios de una esperanza: nuestra fe. Como cristianos y en la medida en que lo somos, los...
tracking img