Familia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3871 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
www.cholonautas.edu.pe / Biblioteca Virtual de Ciencias Sociales

Familia Anthony Giddens*

De todos los cambios que ocurren en el mundo, ninguno supera en importancia a los que tienen lugar en nuestra vida privada -en la sexualidad, las relaciones, el matrimonio y la familia-. Hay en marcha una revolución mundial sobre cómo nos concebimos a nosotros mismos y cómo formamos lazos y relacionescon los demás. Es una revolución que avanza desigualmente en diferentes regiones y culturas, con muchas resistencias.

Como en otros aspectos de este mundo desbocado, no sabemos bien cuáles serán los términos relativos de ventajas y desventajas. En algunos sentidos, son las transformaciones más complicadas e inquietantes de todas. La mayoría de nosotros puede aislarse de problemas mayoresdurante bastante tiempo -una de las razones por las que es difícil trabajar en común para resolverlos-. No podemos abstraernos, sin embargo, del torbellino de cambios que llegan hasta el corazón mismo de nuestra vida emocional.

Hay pocos países en el mundo donde no haya un debate intenso sobre la igualdad sexual, la regulación de la sexualidad y el futuro de la familia. Y donde no hay discusiónabierta es, sobre todo, porque es reprimida activamente por gobiernos autoritarios o grupos fundamentalistas. En muchos casos, estas controversias son nacionales o locales igual que las reacciones sociales y políticas a ellas-. Políticos y grupos depresión sugerirán que si la política familiar fuera modificada, con sólo que el divorcio fuera dificultado o facilitado en un país determinado, podríanencontrarse rápidamente las soluciones a nuestros problemas.

Pero las transformaciones que afectan a la esfera personal y emocional van mucho más allá de las fronteras de cualquier país, incluso de uno tan grande como Estados Unidos. Encontramos pautas similares casi en cualquier lugar: varía sólo el grado y el contexto cultural en el que se desarrollan.

*

En: Giddens, Anthony. Un mundodesbocado. Los efectos de la globalización en nuestras vidas. Capítulo 4. Taurus, Madrid, 2000. pp. 65-80.

1

www.cholonautas.edu.pe / Biblioteca Virtual de Ciencias Sociales

En China, por ejemplo, el Estado estudia poner trabas al divorcio. Como consecuencia de la revolución cultural, se aprobaron leyes matrimoniales muy liberales. Según estas normas, el matrimonio se considera un contratoque puede disolverse "cuando el marido y la mujer lo deseen". Incluso si un cónyuge se opone, puede concederse el divorcio cuando el "afecto mutuo" haya desaparecido. Sólo se requiere una espera de dos semanas, después de la cual los esposos pagan cuatro dólares y son, en adelante, independientes. La tasa china de divorcio es todavía baja comparada con la de los países occidentales, pero estácreciendo rápidamente -al igual que en las demás sociedades asiáticas en desarrollo-. En las ciudades chinas es cada vez más frecuente no sólo el divorcio, sino también la cohabitación. En cambio, en el inmenso campo chino, todo es diferente. El matrimonio y la familia son mucho más tradicionales -a pesar de la política oficial de limitar los nacimientos con una mezcla de incentivos y castigos-. Elmatrimonio es un acuerdo entre dos familias, fijado por los padres en lugar de por los individuos afectados. Un estudio reciente en la provincia de Gansu, de bajo nivel de desarrollo económico, descubrió que un 60 por 100 de los matrimonios eran todavía concertados por los padres. Como dice un refrán chino: Te la presentan, saludas y te casas". Hay situaciones paradójicas en la China que se moderniza.Muchos de los que se divorcian ahora en los centros urbanos se habían casado a la manera tradicional en el campo.

En China se habla mucho de proteger la familia. En muchos países occidentales el debate es aún más ruidoso, pues esta institución conforma un ámbito para los conflictos entre tradición y modernidad, pero también es una metáfora de ellos. Hay quizá más nostalgia del refugio...
tracking img