Familiando

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (473 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
la inseguridad, la pobreza, la mala atención médica, entre otras evidencias, por tanto nos hemos convertido en una nación egoísta en el que cada quien vela por sus intereses personales, incluyendo alEstado, que debería ser nuestro respaldo, pero que en realidad privilegia a unos pocos y a la gran mayoría la mantiene en la indignidad. Ese es el gobierno al que se le debe respeto, una tiranía quese esconde bajo una mascara de responsabilidad social, pero lo mas grave es que a pesar de todo esto el pueblo calla, simplemente espera y cuando se agotan las esperanzas mendiga lo que se merece porderecho, siguiendo el ejemplo de un Estado que se excusa en que los ciudadanos no cumplen con sus deberes.
Los colombianos carecemos de carácter, pues asumimos nuestras historia como un destino,siendo incapaces de cambiarla y sintiéndonos pequeños e indignos, discriminándonos unos a otros al no reconocernos como una nación, una misma cultura.
na de las más indiscutibles verdades de nuestratradición es que la sociedad colombiana se funda en el ejemplo de la Revolución Francesa y en la Declaración de los Derechos del Hombre, lo mismo que en sus ideales de libertad, igualdad y fraternidad.Cuando recientemente se celebró el segundo centenario de esa revolución, muchos nos recordaron cuán intensamente procedemos de ella y somos hijos de su ejemplo. Sin embargo, yo creo que si algodemuestra la sociedad colombiana y el aparato de sus instituciones es que nadie procede de una revolución distante y nadie puede simplemente ser hijo de su ejemplo. Una revolución se vive o no se vive, y lapretensión de heredar sus emblemas sin haber participado de la dinámica mental y social que le dio vida, sin haber conquistado sus victorias ni padecido sus sufrimientos, no es más que una sonoraimpostura. Nuestra historia suele caracterizarse por esa tendencia a pensar que basta repetir con embeleso las palabras que expresaron una época para ya participar de ella. Basta que gritemos Liberté,...
tracking img