Famosos de lecumberri

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1640 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 23 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los famosos del ‘Palacio Negro’

Los criminales más violentos de los últimos 90 años estuvieron ahí, en Lecumberri, donde la historia de Goyo Cárdenas, Alfredo Ríos Galeana o El Pelón Sobera son recordados por los sobrevivientes que hoy esperan el final de su vida desde la cárcel de Santa Martha.

Claudia Bolaños
El Universal
Lunes 02 de octubre de 2006

Tras asaltar y asesinar al hijo deun funcionario de Holanda, Raymundo Moreno y su hermano Francisco, de 23 y 22 años, a quienes se conocía como Los Burreros , fueron recluidos en 1967 en Lecumberri, y debido a su mal comportamiento, pleitos y homicidios, fueron considerados como reos incorregibles.
Pancho, el mayor, fue asesinado en el penal de Santa Martha y Mundo vengó su muerte con las de otros tres que cooperaron en elhomicidio de su consanguíneo. Hoy permanece en la cárcel y ya hasta perdió la cuenta de los años que debe.
En la penitenciaría de la ciudad de México, mejor conocida como la cárcel de Lecumberri, pues fue construida sobre un predio que era propiedad de una añeja familia que llevaba ese apellido, Raymundo conoció a algunos de los más afamados delincuentes.
En el año de su ingreso, el asesino serialque conmovió al país y al extranjero, Gregorio Cárdenas, ya llevaba casi 25 años en una celda de la Crujía D, destinada a los homicidas.
El más célebre de los delincuentes del Distrito Fedral y del país, Goyo o Goyito, como lo llamaba su abogado, Eduardo D. Casasús, dio muerte e inhumación clandestina a cuatro mujeres, tres de ellas "callejeras" y la otra, su novia. Los cuerpos los enterró enel jardín de la casa ubicada en Mar del Norte 20.
Aunque en Lecumberri había otros multiasesinos, como Higinio Sobera de la Flor, conocido como El Pelón Sobera, ninguno causó tal revuelo como Cárdenas, el de la colonia Tacubaya, debido a su preparación e inteligencia.
Películas, artículos, notas y hasta ovaciones de diputados causó el hombre que durante su juicio fue encontrado como demente eingresado al manicomio durante cinco años, aunque había quienes aseguraban que sólo fingía estar trastornado.
En su declaración aseguró que odiaba a las mujeres, debido a la infidelidad de su esposa, pero luego afirmó que llevaba una bestia dentro que lo hacía cometer las atrocidades de matar a sus víctimas, luego ultrajarlas y enterrarlas clandestinamente en su propia casa donde mantenía unlaboratorio.
Algunas voces de la década de los 40 aseguraban que cuando mataba a las jóvenes, al mismo tiempo las violaba, pues disfrutaba de los espasmos finales de esos cuerpos; otras decían que trabajaba en una fórmula para devolver la vida y que las desafortunadas muchachas fueron sus conejillos de indias.
Otro de los hombres que aún permanece vivo y que conoció en carne viva los estragos delllamado Palacio Negro de Lecumberri, es Rubén Chacón Fernández, también preso en la penitenciaría de Santa Martha Acatitla.
Cuenta que en 1963, fecha en la que fue trasladado de la prisión de Villa Obregón al llamado Palacio Negro, las visitas podían ingresar a las celdas.
Cuando él llegó, Goyo Cárdenas era toda una celebridad y causaba expectación y morbo entre los visitantes que trataban deverlo, mientras él leía, escribía o simplemente atendía su puestecito de dulces que le dejaron tener en la cárcel.
Delitos multiplicados
En la cárcel de Lecumberri eran varios los hombres cuya maldad enchinaba la piel por los horrores que cometieron, pues en muchas ocasiones eran mayores que los del propio Goyo.
Ese fue el caso de un multiasesino apodado El Sapo, de quien con el tiempo, eldominio público multiplicó sus delitos, y ya no se sabe si mató a 150 o a 300.
Entrevistado en su celda, Rubén Chacón, quien hace 45 años fue acusado de homicidio y sentenciado a pasar dos décadas tras las rejas, para luego resgresar a Santa Martha por violación tumultuaria, recuerda que en Lecumberri no tenía canas, era fuerte y portaba su uniforme azul; lo mismo fue castigado junto con otros...
tracking img