Fantasmas mayas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (882 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD AUTONOMA DE YUCATAN

FACULTAD DE CONTADURÍA Y ADMINISTRACIÓN

TALLER DE CULTURA Y SOCIEDAD

MTRA: GABRIELA G. CANTON

FANTASMAS MAYAS

NOVIEMBRE 2009

FANTASMAS MAYAS
En elMayab, aún hoy, no han desaparecido las creencias y visiones conmovedoras o tan estremecedoras, capaces de llenamos de emoción.
Al alejamos de la ciudad Y tratar de internamos al monte, no es difícilencontrar la mano que nos guíe y el relato escalofriante. Con sorpresa nos hallamos frente a todo un catálogo de seres zoomorfos, porque la naturaleza se viste de pájaro, venado y serpiente, paradarnos su mensaje o hacernos llegar su advertencia.
Libro donde se dan cita engendros y espectros que la mitología maya, a través de sus relatos orales y sus reminiscencias remotas, enriqueció con laimaginación popular, se reúnen desde aquellos seres de la más pura antigüedad maya, hasta la de nuestros días, descritos en un lenguaje claro y directo.
De inmediato sorprende la riqueza cultural deeste pueblo. Duendes, gigantes, enanos, cabezas errantes, animales fantásticos, culebras mitológicas, brujas, hechiceros, aves fabulosas, etc., en su lucha sin tregua entre el bien y el mal, el pecadoy la virtud, o la destrucción y el adelanto. Roldán Peniche Barrera abruma con sus textos de la recopilación más completa que hasta hoy se haya hecho en esta materia.
La boda de la xdzunuúm
Unamañana llena de sol, la colibrí, o xdzunuúm que es su nombre en lengua maya, estaba parada sobre la rama de una ceiba y lloraba al contemplar su pequeño nido a medio hacer. Y es que a pesar de que llevabadías buscando materiales para construir su casa, sólo había encontrado unas cuantas ramas y hojas que no le alcanzaban. La xdzunuúm quería acabar su nido pronto, pues ahí viviría cuando se casara,pero era muy pobre y cada vez le parecía más difícil terminar su hogar y poder organizar su boda.
La xdzunuúm era tan pequeña que su llanto apenas se escuchaba; la única en oírlo fue la xkokolché,...
tracking img