Fe en cristo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (411 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 17 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
FE EN CRISTO

La fe es el lazo que nos une a Cristo. El punto de unión con él. Nuestra adhesión voluntaria a su persona y a su misión histórica libe¬radora. Es comprometernos con Cristo y con sucausa. Creer en Cristo es esforzarse en seguir sus pisadas. Es fiarse de él; estar seguros de que nunca nos fallará. Creer es esperarlo todo de él. Es no sentir miedo ante el futuro y la muerte,porque sabemos que él siempre estará con nosotros. Creer es sentirse pequeño, pero fuerte en Cristo. Creer es verle hoy presente en todos los hombres, especialmente en los más ne-cesitados y en los máscomprometidos. Creer es vivir la hermandad que nos ganó Cristo y luchar para que cada vez seamos más auténtica¬mente hermanos. Creer en Jesucristo es amarle en el prójimo, de obras y de verdad. Escomprometerse como él en la liberación de los oprimi¬dos.

12. CRISTO SE MANIFIESTA EN LA DEBILIDAD
Todo lo bueno viene de Dios
En orden a la Gracia, a la Vida, al Amor verdadero, Cristo es todo.Hemos visto que él es el Señor, el Hijo de Dios, a quien le ha sido dado todo poder (Mt 28,18). Todo lo bueno que se hace en el mundo viene de Dios, aunque la gente no se dé cuenta. Él es el que da eldeseo de hacer cosas buenas y el poder de realizarlas. Todo crecimiento en el amor, en la unidad, en la verdad o en la libertad humana viene de él.
Nadie puede atribuirse nada, sino lo que le hayasido dado por Dios.
(Jn 3,27)
No cuentan ni el que planta ni el que riega,
sino el que obra el crecimiento,
que es Dios.
(1 Cor 3,7)
Dios es el que produce en ustedes
tanto el querer comoel actuar,
con miras a agradarle.
(Flp 2,13)
Es más, ni siquiera podemos acercarnos al mismo Jesús, si no es atraídos por el Padre. Por nuestra propia cuenta no podemos ni pro¬nunciar su Nombre:Nadie puede venir a mí, si no lo atrae mi Padre que me envió.
(Jn 6,44)
Nadie puede decir: “Jesús es el Señor”,
sino guiado por el Espíritu Santo.
(1 Cor 12,3)
La grandeza de la Redención no...
tracking img