Fedro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 113 (28044 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL EJERCITO ROMANO. Antonio Diego Duarte Sánchez (27.428.747-M)

Murcia, Septiem bre de 1.994.

El Ejé rc ito Roma no

INDICE TEMA Indice P rólogo 1.1.- La fundación y el entorno de Rom a durante sus prim eros siglos. 1.2.- Organización Militar. 1.3.- Batallas Decisivas. 2.1.- Rom a frente a Cartago. 2.2.- Organización Militar. 2.3.- La Batalla de Zam a. 3.1.- Expansión por elMediterráneo. Las Guerras Civiles. C. Julio César. 3.2. Organización Militar. 3.3.- Las batallas de P idna y F arsalia. 3.3.1.- La Batalla de P idna. 3.3.2.- La Batalla de F arsalia. 4.1.- El Im perio Rom ano. 4.2. Organización Militar. 4.3.- La Batalla de Teutoburgo Wald. 5.1.- La decadencia del Im perio Rom ano. 5.2.- Organización Militar. 5.3.-La Batalla de Adrianópolis. Bibliografía. página. 3 4 6 15 1820 29 32 36 43 47 48 54 58 62 71 76 78 84 89

-3 -

El Ej é rc ito Roma no

PRO L O GO La presente obra ha sido redactada con la intención de ofrecer a un lector m edio una visión de conjunto sobre Rom a, su política y su ejército. Cada uno de estos aspectos hallará un desarrollo en profundidad m ediante la lectura de cualquiera de las obras citadas en la bibliografía; no obstante, paraalcanzar el objetivo principal, el autor ha adoptado dos criterios: 1º.- Se ha im puesto una estructura de capítulos fácilm ente legibles por separado, en los que se describen cinco grandes periodos que abarcan toda la historia de Rom a, desde su fundación m ítica en el 753 a.d.C. hasta la caída del Im perio en el 476 de nuestra era. 2º.- La aplicación de una configuración com ún a cada capítulo:Signatura histórica, organización m ilitar y descripción de una batalla decisiva para el ulterior desarrollo de los acontecim ientos. Com o la Historia es un ente dinám ico, una visión que com prenda estos tres elem entos nos ofrecerá una percepción general del m undo rom ano y los hom bres que lo hicieron posible. En efecto, nadie puede cercenar del avatar rom ano a su ejército, obviar que éste fueel producto de una sociedad y un m odelo político m uy concreto. A m ayor abundam iento, se com probará cóm o en las batallas descritas se exponen los caracteres de cada época y aún, a veces, los gérm enes del futuro. Se podrá achacar al autor no describir la totalidad de sucesos políticos que, sin duda, se han dejado en el tintero. El estudio de la organización m ilitar, por ejem plo, no desciendehasta extrem os de m inuciosidad que no harían sino alargar la obra sin aportar a la visión de conjunto nada esencial. Y, por últim o, en las batallas se ha tenido que bregar a veces con la exageración, el entusiasm o o el ánim o m orali-

-4 -

El Ej é rc ito Roma no

zante de algunos autores clásicos cuya preparación m ilitar no está a la altura de los hechos narrados. Se echará de menos algún capítulo dedicado a la m arina de Rom a. Ese aspecto de la m ilicia se ha dejado de lado a propósito, pues siem pre que hubieron de m overse por m ar, los rom anos aplicaron las m ism as tácticas que en tierra. En efecto, sus barcos iban dotados de todo lo necesario para abordar al enem igo y construir una superficie lisa entre am bos que perm itiera entrar en acción a la infantería embarcada, la cual m antenía en todo la m ism a organización y tipo de m andos que en tierra..., incluso sus tácticas son im itaciones en m iniatura de las em pleadas en suelo firm e. P or todo ello, y no siendo m i propósito conseguir un estudio de tal m agnitud que necesitara de un volum en extenso para cada capítulo, sino perm itir al lector ligar rápida, com pleta y concisam ente lo principal denuestros conocim ientos sobre cada periodo, es por lo que se ha obviado ese aspecto de la m ilicia rom ana. No obstante, lo que se m uestra en este trabajo debería bastar al lector para arrojar m ás luz sobre el carácter y organización de un pueblo que, durante m il doscientos veintinueve años, desarrolló una civilización que aún es recordada, por m uchos, con añoranza. El Autor.

- 5-

El...
tracking img