Feldman y la didaactica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5302 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Daniel Feldman,
Ayudar a enseñar
Capítulo 1
Colección Psicología Cognitiva y Educación, Aique Grupo Editor, 1999.
El siguiente capítulo propone reflexiones sobre el papel de la didáctica y los problemas de
la necesaria relación entre teoría y práctica. Sus subtítulos son:
I. ¿A qué llamamos enseñanza?
II. ¿Qué se dice con "didáctica"?
III. ¿Son las relaciones entre teoría ypráctica un problema central de la didáctica?
Las relaciones entre didáctica y enseñanza han variado. Esto es un producto natural de
cierta evolución del conocimiento y de una adecuación a las modificaciones prácticas en
los sistemas de enseñanza. Sin embargo, los cambios tuvieron ritmos muy desiguales.
Durante un largo período, la didáctica estuvo emparentada con la búsqueda de un método
queresolviera el problema de enseñar a un número creciente de personas e
históricamente prosperó en un medio que confiaba en la enseñanza sistemática por parte
del maestro como una manera efectiva de combatir la ignorancia, fortalecer la conciencia,
contribuir al desarrollo intelectual y espiritual de los individuos e influir benéficamente en el
desarrollo de la comunidad y de la sociedad ensu conjunto. Durante el largo período que
inaugura la obra de Comenio, la didáctica se propuso brindar una guía práctica y metódica
para llevar adelante la enseñanza, o sea, prescribió métodos instructivos capaces, según
sus defensores, de asegurar el aprendizaje por parte de los alumnos. Buscó crear "un
artificio para enseñar todo a todos".2 Ni siquiera la revolución de la "escuela nueva"desdeñó el problema del método y, dentro de su violento giro pedagógico, incluyó series
metódicas muy estructuradas. No es posible decir en la actualidad que las relaciones
entre didáctica y enseñanza sean tan claras por dos razones. Primero, porque ha
cambiado bastante nuestra imagen acerca de la enseñanza. Ello incluye una drástica
disminución de nuestra confianza en la instrucción(como un proceso del maestro hacia el
niño), la ruptura, para muchos, del halo benefactor y progresivo que la rodeaba y un
creciente criticismo acerca de su eficacia para cumplir con las tareas encomendadas.
Segundo, porque se han modificado radicalmente el tamaño y los requerimientos que
pesan sobre los sistemas de enseñanza.
I. ¿A qué llamamos enseñanza?
En la tradición educativa se handestacado dos maneras de concebir la enseñanza: la
enseñanza consiste en "poner" cosas en la mente de los niños o la enseñanza se
preocupa por "sacar" o permitir que se exprese algo de los sujetos. Ambas tendencias
han estado relacionadas con venerables tradiciones pedagógicas: las que consideraban al
niño como una tabla rasa y a la educación como un proceso de inscripción en ella, y lasque consideraban al niño como una suma de potencialidades "buenas" y a la educación

como el proceso de cuidar el desarrollo de esas potencialidades. Un modelo procede de
afuera hacia adentro y el otro, de adentro hacia afuera. El movimiento de la escuela nueva
participó de esta segunda concepción y sus reflejos han llegado hasta nuestros días como
parte de la constante polémica con losrasgos de la educación tradicional, en algunos
casos confundidos con el conductismo. En la actualidad parece que la enseñanza ha
perdido prestigio probablemente porque fue emparentada con sus aspectos más
directivos. Basado en que "todo lo que se enseña a un niño impide que lo descubra por sí
mismo", se asentó progresivamente la noción de que el ideal educativo es "no enseñar"
sinohacer que "las cosas salgan de los niños". Muchos maestros evitan referirse a su
tarea como de "enseñanza" o sólo aceptan que es necesaria en situaciones límite. Al
mismo tiempo, muchos docentes evitan describir su rol como de "enseñantes" y prefieren
el de "guías" u "orientadores" y no pocos asumen con algo de culpa que "de vez en
cuando, no hay más remedio que enseñar".3
Actualmente los...
tracking img