Felipe angeles

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 23 (5521 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
VIDA Y OBRA DE FELIPE ANGELES
ABRIL DE 2006

EL GUERRERO Y LA DISTANCIA
POR ADOLFO GILLY

Felipe Ángeles es uno de los personajes más entrañables de la Revolución Mexicana: general de carrera y hombre de lealtades, su paso por la Revolución se caracteriza por el apego a un estricto código moral. El historiador Adolfo Gilly hace el retrato de este personaje impar.

En una casa esquinera deNogales estaba, en 1913, el cuartel general de Venustiano Carranza. Martín Luis Guzmán, en El águila y la serpiente, dibuja años después la noche en que, poco antes de la cotidiana cena ritual del Primer Jefe con sus subordinados inmediatos, se asomó al patio de la casa y divisó "la sombra de un hombre apoyada en la sombra de un poste": La sombra era la de un hombre gallardo. Un rayo de luz, aldarle en la orilla del ala del sombrero, mordía en su silueta un punto gris. Tenía doblado sobre el corazón uno de los brazos, apoyada en el puño la barbilla, y el antebrazo derecho cruzado encima del otro. Por la postura comprendí que el hombre estaba absorto en la contemplación de los astros: la luz estelar le caía sobre la cara y se la iluminaba con tenue fulgor. Aquella figura humana, ausenteen su ensimismamiento, no me era extraña del todo. Con esa seguridad, así que llegué al extremo del corredor volví sobre mis pasos y vine resueltamente a colocarme ante la sombra inmóvil. El hombre salió poco a poco de su contemplación; bajó la mano en que apoyaba la cabeza; se irguió, y dijo con voz dulce y humilde, en raro contraste con la energía y rapidez de sus movimientos, cabalmentemilitares: —Buenas noches. ¿Quién es? —Un viejo conocido, general. ¿O me engaño acaso? ¿No hablo con el general Felipe Ángeles? Ángeles era, en efecto.

¿Qué hacía allí solo, melancólico, con el alma perdida en las estrellas, él, verdadero hombre de acción y de grandes impulsos? ¿Por qué estaba a esa hora en ese sitio, encarnando la profunda tristeza que dimanaba del patio de la Primera Jefatura, envez de hallarse entregado en cuerpo y alma al despacho de los asuntos militares de la Revolución, para lo cual su capacidad era mil veces superior a la de los generales improvisados? Tanto me desconcertó sorprender así a Ángeles, que evité hablarle de lo que más me importaba —de la eficacia del ejército constitucionalista— y durante los minutos que allí estuve dejé que él escogiera los temas de laplática. Fue en la sobremesa de una de esas cenas, según refiére también Martín Luis Guzmán, cuando los criterios militares de Carranza y de Ángeles se distanciaron en las palabras como se enfrentarían después en los hechos: Carranza defendió los ejércitos improvisados, Ángeles "esbozó la defensa del arte militar como una disciplina que se aprende y se enseña". Rosa King, inglesa, dueña del HotelBellavista en Cuernavaca, conoció a Felipe Ángeles en 1912, durante la guerra de Madero contra los zapatistas, esa que, según dice Friedrich Katz, el general condujo como una "guerra de caballeros". En Tempestad sobre México, más de 20 años después, esbozó una silueta tamizada por los años y el recuerdo: El general Ángeles era delgado y de buena estatura, más que moreno, con la palidez quedistingue al mejor tipo de mexicano, de rasgos delicados y con los ojos más nobles que haya visto en un hombre. Se describía a sí mismo, medio en broma, como un indio, pero sin duda tenía el aspecto que los mexicanos llaman de "indio triste". Otros grandes atractivos se encontraban en el encanto de su voz y sus modales. Desde que me lo presentaron percibí en él un par de cualidades que había echado demenos en sus antecesores: la compasión y la voluntad de comprender. Me agradó, incluso antes de que escuchara entre sus jóvenes oficiales que no toleraba en sus soldados crueldad ni injusticia alguna. Nunca supuse que nuestras ocasionales conversaciones serían el principio de una amistad con él y su familia que me arrastraría a la corriente de la Revolución. Felipe Ángeles, esta figura de guerrero...
tracking img