Feminismo,arte,desnudo y cuerpo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3039 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 15 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
FEMINISMO, ARTE, DESNUDO Y CUERPO.

I- CUERPO DESNUDO.
La filosofía, en su descollante papel respecto al desarrollo del hombre, tropieza ahora, en los últimos 60 años, con un desestabilizante también no menor que su papel: el feminismo como problema.

Las disposiciones históricas varoniles, están representadas en una de las herencias más determinantes de la especie humana: el arte. Alrespecto expresa el poskantiano E. Cassirer, “El arte y la historia representan los instrumentos más poderosos en nuestro estudio de la naturaleza humana. ¿Qué conoceríamos del hombre (entiéndase especie humana[1]) sin estas dos fuentes de información?[2]

Este planteamiento, confronta una contextualización femenina (S. de Beauvoir, R. Braidotti) con un reflejo parcial histórico del arte de la pinturade Rafael Arguyol (I Premio Casa de América 2002).

Arguyol, utiliza su autobiografía en dos planos: como niño que despertó al erotismo por medio de un libro de historia del arte, y como adulto que después repasa esas mismas imágenes, en un período que va desde la Pompeya romana hasta la aparición de la fotografía y del cine.

El libro citado, incide en el argumento de este trabajo: eldesnudo femenino legitimado por la tradición varonil, heterodesigna a la mujer como “el otro”, no como sujeto sino como objeto. Dicha imagen reflejante, adquiere una incongruencia existencial, en donde la experiencia estética desinteresada, como obra de arte, legitima la opresión femenina. ¿Se deslegitimará el arte varonil del período que nos ocuparemos, o en su totalidad ante la crítica feminista?La más famosa producción del arte, más allá de su consideración como obra de arte, conlleva rechazo hacia la injusticia y la imperfección, pero el oprobio hacia la mujer cuenta con la legitimación de la “racionalidad misógina”, que ha tallado a la mujer a su imagen y semejanza.

Un espacio, que niega el contexto fundante y circundante de la desnudez, está construido para manifestar algo quesolo está en la mente del varón y que amenaza con inocularse a la mente de la mujer, si el tiempo de digestión histórica se salta de pronto al futuro, en un afán por constituirse en “universal” como contracara del macho.

La construcción de la atmósfera necesaria en este trabajo, coloca a Arguyol y el periplo de su aprendizaje artístico como adolescente, confesándose así...“mi inexpertaaproximación a aquellas mujeres de papel que reproducían a otras mujeres pintadas en museos que yo nunca había visitado tendría, luego, un enorme peso en mi ulterior relación con mujeres...”[3]

Al mismo tiempo, solo en los comienzos del S. XX el existencialismo de una mujer, podía poner a funcionar la categoría sartreana de “situación” en una materialidad concreta. Beauvoir especifica que... “no esninguna misteriosa esencia la que dicta a los hombres y a las mujeres la buena o mala fe; es su situación la que les dispone mas o menos a la búsqueda de verdad”[4].

La “situación” así planteada, revela las coordenadas de la mujer. Son las condiciones contextuales femeninas como “otro”, las que les ha propinado su disminución existencial. La trascendencia se reservó desde el comienzo de los tiempospara los “hombres”; la inmanencia se adhirió al devenir que fagocita las energías femeninas cercanas a la especie.

Simone de Beauvoir plantea una abrumadora visión del apabullante cerco varonil levantado contra la mujer. Su existencialismo, retomando la base de la alteridad hegeliana del “otro”, asume la conciencia como el campo de la relación inexistente entre el varón y la mujer. “El hombrese piensa sin la mujer. Esta no se piensa sin el hombre [...] La mujer se determina y diferencia con relación al hombre, y no este con relación a ella”[5] nos espeta S. de Beauvoir, como el inicio de un desfase histórico por parte del varón.

N. Campillo que analiza la relación Beauvoir/Firestone, señala la opinión de la última, respecto al proceso cultural de occidente, en que... “las dos...
tracking img