Fenichel

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1185 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS FASES AVANZADAS DEL DESARROLLO MENTAL: EL SUPERYO

LAS PRIMERAS ETAPAS DEL SUPERYO
Un paso importante en la maduración es cuando las prohibiciones establecidas por los padres siguen conservando su eficacia aun en ausencia de éstos.
La función esencial del YO: es anticipar las probables reacciones del mundo externo a la conducta propia. Una parte del yo se ha convertido en una “madreinterior”, que amenaza con un posible retiro del cariño.
Esta internalización de la madre se produce mediante un acto de introyección. La introyección es el 1er fin instintivo dirigido hacia los objetos; más adelante es usada también como una expresión de hostilidad, por cuanto es capaz de hacer desaparecer los objetos, y finalmente puede reemplazar regresivamente relaciones de objetos másdiferenciadas. La introyección de las prohibiciones de los padres produce cierto cambio adaptativo dentro del yo. Las modificaciones de esta índole son los precursores del superyó, a los que Ferenczi ha dado el nombre de “moral de los esfínteres”.
El niño desea, hacer las cosas que hacen los padres. Su objetivo la identificación con las actividades de los padre, no con sus prohibiciones. “Lasprohibiciones de los padres, internalizadas”, que son las precursoras del superyó.

LA INSTAURACIÓN DEL SUPERYO

El Complejo de Edipo se resuelve normalmente: las relaciones objetales del complejo de Edipo son reemplazadas, regresivamente, por identificaciones. La frustración del complejo de Edipo produce una regresión que va de tipos más diferenciados de relación objetal a la introyección y laoralidad, y el anhelo sexual de un objeto es reemplazado por una modificación asexual dentro de la organización del yo.
Si el superyó no fuera más que una identificación con el objeto frustrador del complejo de Edipo, se podría esperar que el varón presente un superyó “materno” y la niña un superyó “paterno”. Pero éste no es el caso.
Toda persona tiene, en su superyó, rasgos de ambos progenitores.FREUD: “Parecería que es la fuerza relativa de las predisposiciones sexuales masculinas y femeninas lo que decide, en uno y otro sexo, si el resultado de la situación edípica ha de ser una identificación con el padre o con la madre. Ésta es una de las formas en que se hace efectiva la influencia de la bisexualidad”.

FUNCIONES DEL SUPERYO
Con la instauración del superyó se producen modificacionesen diversas funciones psíquicas. La ansiedad se transforma parcialmente en sentimientos de culpa. Los niños pequeños tienen necesidad de cierta clase de suministros narcisísticos para mantener el equilibrio. El temor de ser castigado o abandonado por el superyó es el temor al aniquilamiento por la falta de estos suministros. El superyó es el heredero de los padres no sólo como fuente de amenazas ycastigos, sino también como fuente de protección y como aquel que provee un amor reasegurador. El negarse a complacer al superyó acarrea sentimientos de culpa y remordimiento semejantes al sentimiento, de parte del niño, de no se r más querido. La autoestima depende de que sean satisfechas o no las normas ideales.
La relación entre el superyó y el mundo extremo se debe al hecho de que el superyóderiva de la introyección de un fragmento del mundo externo. El superyó será la parte del aparato psíquico más cercana al mundo externo.
Las sensaciones que forman la base del superyó comienzan con los estímulos auditivos de la palabra. Las palabras de los padres (de advertencia, de aliento o de amenaza) son incorporadas por la vía del oído. “El superyó está profundamente sumergido en el ello”.Dadas las íntimas relaciones entre el superyó y el ello, depende de la estructura instintiva del niño. El niño que odia inconscientemente a sus padres, teme la represalia de parte de un superyó.
LA RESOLUCIÓN DEL COMPLEJO DE EDIPO
La instauración del superyó pone fin a las pulsiones del complejo de Edipo e inicia el período de latencia. El superyó es, para Freud, el heredero del complejo de...
tracking img