Fernando albia de castro. memorial y discurso político por la muy noble y muy leal ciudad de logroño

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (829 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 21 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Fernando Albia de Castro. Memorial y discurso político por la muy noble y muy leal ciudad de Logroño

En mitad del levantamiento comunero, en 1521 los habitantes de Logroño lucharon contra lastropas francesas de Francisco !. Dicen las crónicas que Francia contaba con 30000 soldados para sitiar la ciudad, y que iban comandados por el General Asparrot.
De nuestro lado, el capitán Vélez deGuezara organizaba la defensa. El ejército francés reforzado con voluntarios navarros y comuneros, tras rebasar las plazas de Estella y Viana llega a las puertas de Logroño, proponiendo su rendición.El cerco a Logroño comenzó el 24 de mayo. El 25, mientras empezada el sitio, en la Iglesia de Santiago se convocaba una junta general que enviaba un mensaje al enemigo: 'Logroño no abrirá sus puertasal enemigo, interim uno de sus habitantes tenga vida para combatir. Nos defenderemos hasta la muerte'.

Las pérdidas humanas fueron muy numerosas. Combates, ataques con cañones, escaramuzas… Loslogroñeses anegaron el campamento francés con una riada hasta el 10 de junio, entonces la escasa guarnición junto a los habitantes atacaron por la noche el campamento enemigo. La noticia de que seacercaba Antonio Manrique de Lara, Duque de Nájera, con 20000 hombres generó miedo entre los franceses que huyeron ante semejante amenaza. Al día siguiente, 11 de Junio, la ciudad celebró la victoria yjuró el 'voto de San Bernabé'. Algo que seguimos haciendo los logroñeses todos los años. En una fiesta local y en recuerdo de aquélla gesta, la 'Cofradía del pez', fundada en esas fechas, reparte entreel público junto a la muralla del Revellín más de 2.000 raciones de un pan, un pez y un jarrito de vino, año tras año. Según la tradición popular, la resistencia fue más llevadera gracias a que loslogroñeses, por los pasadizos de sus bodegas, burlando la guardia enemiga, conseguían llegar al Ebro por la noche y abastecerse de peces para la población.

El emperador Carlos I de España, para...
tracking img