Fernando savater la aventura de pensar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (731 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 8 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Aparte de las diferencias intelectuales e ideológicas que mantiene con muchos de sus contemporáneos (algunas tan estruendosas que incluso se pueden seguir en los periódicos) si algo distingue aFernando Savater de sus colegas es la pasión que le pone a todo lo que hace. Ya sea pergeñarle una ética a Amador o espetarle un panfleto al Todo; ya sea cantar las excelencias de aquél mítico caballoárabe o contar las maravillosas aventuras de los personajes literarios que poblaron su infancia, hay que ser un verdadero cenizo para no acabar contagiado del entusiasmo que transmiten sus escritos. Ycómo no aficionarte a las carreras de caballos o cómo no dejarlo todo para releer a Stevenson o a Guillermo Brown. O cómo rechazar una invitación a repasar con él la vida y hechos de Nietzsche.

Laaventura de pensarEn La aventura de pensar se trataba de darle un repaso al pensamiento occidental de los últimos 25 siglos y eso ha hecho. De un tirón. O mejor dicho, en 26, pues tales son los pilaresque le permiten ir saltando desde Platón y Aristóteles hasta Sartre y Foucault. Por descontado que la selección de pensadores es arbitraria. Pero qué antólogo se ha visto libre de tal acusación. Siemprehabrá quien eche en falta a este o aquél, o que proteste por la exclusión de su filósofo favorito. A mí, por ejemplo, me hubiese encantado conocer la visión que tiene Fernando Savater de Montaigneporque seguro que me hubiese descubierto un buen número de aspectos que a mí se me escapan. Por ello, y puesto que se trataba de elegir lo mejor de lo mejor, en La aventura de pensar se adviertenalgunas ausencias notables, y también unas presencias que, como poco, resultan sorprendentes. Y entre estas últimas incluyo a Miguel de Unamuno y José Ortega y Gasset, y no porque considere que no sondignos de mención, o porque piense que su obra no tiene suficiente entidad, sino porque no es habitual encontrarlos entre los elegidos.

La explicación la proporciona el propio Fernando Savater en...
tracking img