Feudalismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7005 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
TRANSICIONES DE LA
ANTIGÜEDAD AL FEUDALISMO
PERRY ANDERSON

SEGUNDA PARTE

I. EUROPA OCCIDENTAL

4. LA DINAMICA FEUDAL

El feudalismo apareció, pues, en Europa occidental en el siglo X, se expandió durante el siglo XI y alcanzó su cenit a finales del siglo XII y durante todo el siglo XIII. Una vez trazadas algunas de sus diversas vías de implantación en los principales países deEuropa oc-cidental, podemos ahora estudiar el notable progreso económico y social que el feudalismo representó[1]. En el siglo XIII, el feudalismo europeo había producido una civilización unificada y desarrollada que represen-taba un avance tremendo sobre las rudimentarias y confusas comunidades de la Edad Oscura. Los índi-ces de este avance fueron múltiples. El primero y más fundamental de ellos fueel gran salto adelante en el excedente agrario producido por el feudalismo. Las nuevas relaciones rurales de producción permitieron, en efecto, un sorprendente incremento en la produc-tividad agrícola. Las innovaciones técnicas que cons-tituyeron los instrumentos materiales de este avance fueron, esencialmente, la utilización del arado de hierro par el cultivo, los arreos rígidos para latracción equina, el molino de agua para la energía mecánica, los abonos para la mejora del suelo y el sistema de ro-tación trienal de los cultivos. La inmensa importancia de estos descubrimientos para la agricultura medieval —en los que tuvieron una gran repercusión las previas transformaciones ideológicas aportadas por la Igle-sia— es indiscutible, pero no deben aislarse como va-riables fetichizadasy determinantes en la historia eco-nómica de la época[2]. En realidad, es evidente que la simple existencia de estas mejoras no era una garan-tía de su amplia utilización. Al contrario, hay un lapso de unos dos o tres siglos entre su inicial y esporádica aparición en la Edad Oscura y su constitución en un sistema diferenciado y predominante en la Edad Me-dia[3], porque sólo la formación yconsolidación de las nuevas relaciones sociales de producción fue preci-samente lo que posibilitó su empleo en una escala ge-neral; sólo después de la cristalización de un feudalis-mo desarrollado en el campo pudieron ser ampliamen-te apropiadas. En la dinámica interna del modo de pro-ducción, y no en la llegada de una nueva tecnología, que fue una de sus expresiones materiales, es donde hay que buscarel motor básico del progreso agrícola.
Hemos indicado desde el principio que el modo de producción feudal se definía, entre otras característi-cas, por una gradación escalonada de la propiedad que, por tanto, nunca fue perfectamente divisible en unidades homogéneas e intercambiables. Este princi-pio organizativo generó el dominio eminente y el feudo revocable en el plano caballeresco; en elplano de la aldea, determinó la división de la tierra entre el domi-nio señorial y las parcelas de los campesinos, sobre las que los derechos del señor estaban, a su vez, dife-renciados por grados. Esta división fue precisamente la que modeló la doble forma de confrontación de cla-se entre señores y campesinos en el modo de produc-ción feudal. Porque, por una parte, el señor intentaba naturalmentemaximizar las prestaciones de trabajo personal en su reserva señorial y las entregas en es-pecie procedentes de las parcelas de los campesi-nos[4]. El nivel de organización alcanzado por el noble feudal en su dominio tenía frecuentemente una impor-tancia fundamental para la aplicación de las nuevas técnicas. El ejemplo más obvio de esto, ampliamente documentado por Bloch, lo constituye laintroducción del molino de agua, que necesitaba una cuenca de cierta extensión para ser rentable y que dio así origen a una de las primeras y más duraderas de todas las banalités o monopolios de explotación señoriales: la obligación del campesinado local de llevar su grano para ser molido en los molinos del señor[5]. En este ca-so, el señor feudal era verdaderamente, en palabras de Marx, «el director y...
tracking img