Ficha De Lectura Estado, Poder Y Soberania

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 6 (1445 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 1 de marzo de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto
CONCEPTO DE ESTADO

ORIGEN.

Estado, en los términos en que lo utilizamos actualmente, fue primeramente empleado por Nicolás Maquiavelo en El Príncipe. Sin embargo, sería posible hallar algunos usos del mismo con anterioridad a este autor. Ya en el siglo XIV encontramos el término latino status, junto con algunos similares en las lenguas vernáculas como estat, stato y state- usado congeneralidad para referirse a una variedad de contextos políticos. Todas estas expresiones eran utilizadas sobre todo para aludir al estado o posición de los propios gobernantes frente a los gobernados. Así, ya hacia fines del siglo XIV, el término status también se empleaba regularmente para hacer referencia al estado o condición de un reino o república. (Skinner, 2003)
Los estudios sobre el derechoromano hicieron que el término adquiriera una mayor difusión. En el siglo XIV en Francia e Inglaterra se discutía sobre el “estado del reino” o estat du roilme y aún antes, en el siglo XIII, era posible encontrarlo para referirse a magistrados, cuyo interés era el status civitatum, el estado o condición de la ciudad como entidad política independiente. Sin embargo, estos primeros usos de statusfueron modificándose paulatinamente hasta adquirir de manera definitiva su significado moderno. Esta transformación podría ser rastreada en la literatura de “espejos para príncipes”, siendo la palabra stato usada para denotar la posición política de los gobernantes y para referirse al modo en que éstos debían comportarse si deseaban mantenere lo stato (Skinner, 2003). Así llegamos a Maquiavelo, queen El Príncipe (1513) se refiere a también a lo que los gobernantes debían hacer para mantener su posición política, pero asimismo se lo utilizaría por aquellos tiempos para hacer referencia a formas particulares de gobierno.Puntualmente, el proceso por el cual se empezó a considerar al Estado como un agente independiente y como la sede de la soberanía habría que rastrearlo en dos tendencias de lateoría constitucionalista de los siglos XV y XVI. Una de ellas sería la teoría contractualista defensora de la monarquía y la otra sería la tradición del republicanismo italiano. (Skinner, 2003) Ambas tradiciones dejan de hablar de gobernantes preocupados por “mantener su estado” y comienzan a usar status o stato como el nombre de ese aparato de gobierno que nuestros gobernantes tienen laobligación de mantener y preservar. Sería finalmente en el XVII cuando teóricos legitimadores de las formas absolutistas –Bodin, Hobbes- distingan los poderes del Estado, no solo de los poderes de los gobernantes sino también de los de la comunidad.Ahora bien, la ciencia política moderna, reconocida como disciplina autónoma a mediados de siglo XX, ha tenido una relación cambiante con el término Estado. Elpensamiento entroncado en la corriente conductista ha preferido reformular su metodología y sus términos desligándose de todo posible viso de irracionalidad y vaguedad. Es así que la noción de Estado sería reemplazada por la de “sistema político” o la de “gobierno”, y quedaría rezagada por varios años de la ciencia política a no ser por las llamadas corrientes estatistas o neoestatistas de cortemarxista, que en los años ´70 reinstalarían el uso de este término en la disciplina.Algunos de estos debates y ciertos de sus alcances serán el eje central del presente trabajo. La excusa es utilizar el tratamiento que ha recibido el concepto de Estado, a fin de dar cuenta de las características de ciertos debates en la ciencia política y de las grandes dificultades que se plantean en laconstrucción de un único corpus de conocimiento en la disciplina. Para esto, primero se tratarán algunas de las principales cuestiones que se plantearon en torno al abandono de la noción de Estado por parte, principalmente, de las teorías sistémicas de la política de los años ´50 y ´60.
En segundo lugar, se plantearán algunas de las tesis centrales de Gabriel Almond en una obra de 1988 de referencia...
tracking img