Fidel castro ruz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3596 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz > Discursos

 Discurso pronunciado en la Tribuna Abierta de la Revolución en conmemoración del aniversario 25 del crimen de Barbados, en la Plaza de la Revolución, el 6 de octubre del 2001

Compatriotas:
 La historia, caprichosa, transita por extraños laberintos.  Hace 25 años, en esta misma plaza, despedíamos unos pocos féretros quellevaban pequeños fragmentos de restos humanos y prendas personales de algunos de los 57 cubanos, 11 guyaneses, la mayoría de ellos estudiantes becados en Cuba, y 5 funcionarios culturales coreanos, que murieron como consecuencia de un brutal e increíble acto de terrorismo. Especialmente conmovedora fue la muerte de la totalidad del equipo juvenil de esgrima, masculino y femenino, que regresaba contodas las medallas de oro disputadas en un campeonato centroamericano de esa disciplina. 
Un millón de compatriotas, con lágrimas en los ojos que muchas veces bañaban sus rostros, despidieron de forma más simbólica que real a nuestros hermanos cuyos cuerpos yacían en el fondo del océano.
Nadie, salvo un grupo de personalidades e instituciones amigas, compartió nuestro dolor; no huboconmoción en el mundo, ni graves crisis políticas, ni reuniones en la ONU, ni inminentes peligros de guerra.
Pocos tal vez en el mundo comprendieron el terrible significado de aquel hecho.  ¿Qué importancia tenía destruir en pleno vuelo un avión civil cubano con 73 personas a bordo? Era como algo habitual.  ¿No habían muerto ya miles de cubanos en La Coubre, el Escambray, Playa Girón y encientos de acciones terroristas, ataques piratas u otros hechos similares?  ¿Quién iba a prestar importancia a las denuncias del pequeño país?  Al parecer bastaba un simple desmentido del poderoso vecino y sus medios de información, con los cuales inundaban al mundo, para olvidarse del asunto.  
¿Quién podía predecir que casi exactamente 25 años después estaría a punto de iniciarse una guerrade imprevisibles consecuencias a causa de un ataque terrorista igualmente repugnante, que costaría la vida de miles de personas inocentes en Estados Unidos?  Si aquella vez, como triste augurio, murieron ciudadanos inocentes de varios países, ahora perecerían seres humanos procedentes de 86 naciones.
Entonces como ahora apenas quedaron algunos despojos de las víctimas.  En Barbados, ningúncadáver pudo ser rescatado; en Nueva York, sólo unos pocos y no todos identificables.  En ambos casos, inmenso vacío e infinita angustia envolvió a los familiares; dolor insoportable e indignación profunda produjo en cada uno de los dos pueblos el horrible crimen.  No se trataba de accidentes o fallas mecánicas o errores humanos; eran hechos intencionados, fríamente concebidos y realizados.Hubo, sin embargo, algunas diferencias entre el crimen monstruoso en Barbados y el insólito y siniestro ataque terrorista contra el pueblo norteamericano: en Estados Unidos fue obra de fanáticos dispuestos a perecer junto a sus víctimas; en Barbados, obra de mercenarios que no corrían el menor riesgo.  Aquellos evidentemente no tenían como objetivo principal matar a los pasajeros; secuestraronlos aviones para atacar las Torres Gemelas y el edificio del Pentágono, sin importarles para nada la muerte de las personas inocentes que viajaban en ellos; en Barbados, el objetivo fundamental de los mercenarios era matar a los pasajeros.  
En ambos casos, la angustia de los viajeros durante los minutos finales de sus vidas, en especial los de la cuarta nave secuestrada en Estados Unidos—que conocían ya lo ocurrido en Nueva York y Washington— tiene que haber sido terrible, similar a la de la tripulación y los pasajeros en el desesperado intento de la nave cubana de regresar a tierra, cuando era ya imposible alcanzar el objetivo.  También en ambos se pudo apreciar valentía y determinación:  en Barbados, por las voces grabadas de la tripulación cubana; en Estados Unidos, por...
tracking img