Fiestas san sebastian

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1782 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Origen e historia de las fiestas de la calle San Sebastian

El Padre Madrazo, de la Parroquia San José, originó esta celebración en la década de los años cincuenta. En sus inicios, el propósito de la misma era recolectar fondos para la reparación de la iglesia. A los pocos años, Madrazo fue trasladado para otra parroquia lejos de la capital, lo que provocó que las Fiestas de la Calle SanSebastián dejaran de celebrarse.
Una década más tarde, llega al país, doña Rafaela Balladares, líder cívica en la ciudad de Nueva York, para una visita a don Ricardo, quien logra integrara su interés en los asuntos de la comunidad y enamorarla con las Fiestas. A esta labor, también se unieron vecinos del viejo San Juan y líderes comunitarios.
La década de los sesenta trajo muchos cambios al Viejo SanJuan, por lo que la naturaleza de las fiestas también se transformó con los cambios a la ciudad colonial. En lugar de ser una celebración totalmente religiosa, esta adoptó las influencias de los institutos y escuelas de arte que se habían establecido. Al día de hoy, estas Fiestas se han constituído como la principal actividad cultural de la puertorriqueñidad donde se manifiesta el arte, laliteratura, la música, la gastronomía, las artesanías, el baile y otros elementos de la cultura nacional de Puerto Rico. Los vecinos no conocían el alcance de las fiestas, pero las cosas tomaron forma cuando los pintores empezaron a hacer una exposición mucho más grande, se adhirieron más artesanos y las agencias del gobierno mostraron interés.

¿Quién fue San Sebastián?
El nombre de las fiestascorresponde a la devoción por un hombre que fue considerado santo, al morir como mártir de la fe cristiana.
Sebastián era un cristiano que para el año 269, ingresó al ejército romano, donde fue admirado por los emperadores Dioclesiano y Maximiliano, quienes le reclutaron en su cuartel militar. Como cristiano, Sebastián confortaba a otros que compartían su fe y que sufrían por ella. Cuando el emperadorse enteró de las creencias religiosas de Sebastián, le condenó a morir asaeteado. Llegada la noche, una viuda llamada Irene fue a recoger su cuerpo, y se topó con que el hombre estaba vivo. Con el tiempo, éste logró recuperarse y decide visitar al emperador que le condenó a morir para persuadirlo de que abandonara el paganismo. Esto le costó que lo apalearan hasta morir.El santo que siempre esilustrado asaeteado, es motivo de gran devoción en Puerto Rico. Por esta razón, los directores de las fiestas se han ocupado de que como parte de la tradición se dedique a este santo una procesión y misa en su honor.

CANTO A PUERTO RICO
¡Borinquen! , nombre al pensamiento grato
como el recuerdo de un amor profundo;
bello jardín de América el ornato,
siendo el jardín América del mundo.
Perlaque el mar de entre
su concha arranca
al agitar sus ondas placenteras;
garza dormida entre la espuma blanca
del níveo cinturón de tus riberas.
Tú que das a la brisa de los mares
al recibir el beso de su aliento
la garzota gentil de tus palmares;
Qué pareces en medio de la bruma
al que llega a tus playas peregrinas,
una ciudad fantástica de espumas
que formaron jugando las ondinas;
Unjardín encantado sobre
las aguas de la mar que domas;
un búcaro de flores columpiado
entre espuma y coral, perlas y aromas;
Tú, que en las tardes sobre el mar
derramas, con los colores que tu ocaso
viste, otro océano de flotantes llamas;
Tú que me das el aire que respiro
y vida al ritmo que en mi lira brota,
cuando la inspiración en raudo giro
con sus alas flamígeras azota
la frente delcantor, ¡Oye mi acento!
El santo amor que entre mi pecho guardo
te pintará su rústica armonía;
por ti lo lanzo a la región del viento,
tu amor lo dicta al corazón del bardo
y el bardo en él su corazón de envía.
¡Oyelo, patria! El último sonido
será, tal vez, de mi laúd; muy pronto
partiré a las regiones del olvido.
Mi juventud efímera se merma
y ya en su carcel habitar no quiere
el...
tracking img