Figura de rosas en el matadero, facundo y malasangre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2019 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
En el siguiente informe de los consiguientes textos literarios producidos en transferencia con Rosas, la figura de éste ha encontrado distintas construcciones en la literatura argentina y ha sido especialmente prolífera no sólo en términos literarios, sinó también en el terreno cultural.
El primer texto que inaugura la serie de Rosas es “El Matadero”, de Esteban Echeverría (escrito en 1838, peropublicado en 1871); luego trece años después, Domingo Faustino Sarmiento construye sobre los mismos cimientos políticos, “Facundo” (1845), un libro de difícil filiación genética, que ha sido leído como una estrategia política en la medida en la que se presenta como un “ataque a Rosas”. Por lo tanto se podría decir que la literatura Argentina comienza con Rosas, Como lo es el caso de los librosmencionados anteriormente y “La malasangre” de Griselda Gambaro. También se podría decir que estas producciones NO son sólo con la figura de Rosas, sino “contra Rosas”.

Rosas en → “El Matadero”

Antes que nada sería bueno redactar porque Echeverría comienza su mala relación con Rosas; como se sabe Esteban era un Joven Romántico de la época, (ya que realizó sus estudios en Francia), y él comolos demás jóvenes intelectuales porteños se juntaban para leer, estudiar y analizar las nuevas doctrinas de la época. En 1833 nace la “Asociación de Estudios Históricos y Sociales” que disuelve dos años más tarde tras la asunción de Rosas. En 1837 se crea el “Salón Literario”, que contiene en sus filas a universitarios, como Juan Bautista Alberdi, Mitre, entre otros.
En un principio miraban consimpatía a ese gaucho de perfiles nacionales que lo aproximan a un héroe romántico, “por sus por los rasgos paradójicos de su espíritu y el subjetivismo que imprime a los actos de su gobierno; por la contradicción de libertad y tiranía que comporta el populacho federal librado a sus instintos; por su sentido de la naturaleza, prefiriendo convenientemente la vida de la estancia y los oficiosprimarios a la riqueza industrial; por su condición de hijo de la Pampa con linajuda e hidalga ascendencia hispana"
"(...) El Sr. Rosas, considerado filosóficamente, no es un déspota que duerme sobre bayonetas mercenarias. En un representante que descansa sobre la buena fé, sobre el corazón del pueblo. Y por pueblo no entendemos aquí la clase pensadora, la clase propietaria únicamente, sino también,la universalidad, la mayoría, la multitud, la plebe". (ALBERDI.)
Pero esa buena relación no iba a durar tanto sino que luego de que el gobierno resolviera el cierre del “Salón” en 1838 ya que consideraba que sus miembros adscriben al unitarismo liberal, ateo y extranjerizante. Autócrata y tradicionalista, Rosas no puede tolerar que esta juventud reformadora -que además se identifica con Francia,con la que la Argentina de entonces sostendrá dos conflictos armados que pondrán en riesgo la soberanía nacional y su integridad territorial-propaguen ideas contrarias a la Causa.
Asi es que en junio de 1838, Echeverría invita a sus congéneres a establecer una entidad definitivamente política con la finalidad de actuar e influir en la vida nacional: la "Asociación de la Joven GeneraciónArgentina". "Mayo, progreso y democracia, son el camino a emprender", proclaman. A sus ojos, Rosas representa a "España, decadencia y tiranía".
En el mismo año Echeverria comienza a escribir “La Malasangre”; En él se ve un momento oscuro de nuestra historia: el régimen de Rosas y el enfrentamiento entre unitarios y federales.
En El Matadero el pueblo es sordo, ciego y sobre todo dócil ante losmandamientos de los federales. Echeverría escribe esta obra para mostrar la situación del país, una de las formas para mostrar su reproche fue la ironía :”No hay peor sordo que el que no quiere oír, ni peor pueblo que el que no quiere escuchar la palabra ilustrada y salvadora de los que se oponen a Rosas.”
En el texto “El Matadero”, Echeverría, con afán de ser verosímil en sus descripciones refiere, en...
tracking img