Figuras retoricas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4935 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Figuras retóricas.
Aliteración._
(Del latín ad, a y litteras: letras). Figura retórica consistente en la reiteración de sonidos idénticos o semejantes a lo largo de uno o varios versos o frases. Con este recurso, intencionalmente buscado (si fuera un hecho casual seria un defecto de estilo), se pretende suscitar determinadas sensaciones en el lector y potenciar los valores expresivos del texto.Los poetas del Renacimiento y del Barroco utilizaban dicho recurso, dando a la repetición de ciertos fonemas un valor de imitación de determinados sonidos o de refuerzos de las sensaciones que pretendían provocar.
En Garcilaso de la Vega es evidente la aparición de este fenómeno en versos como éstos:
“Y con este amor mi lengua prueba
a razonar con voz, oh dulce amigo,
del amarga memoriadel aquel día…”
En este primer terceto del soneto XIX la reiteración del fonema r, que parece corroborar la sensación de amargo y obsesivo recuerdo del fracaso amoroso del poeta, contrasta con el tono de suavidad que fluye de la exclamación “oh dulce amigo” coherente con la búsqueda de alivio de quien pretende desahogarse.
Función análoga desempeña la repetición del fonema sibilante s en elconocido verso de S. Juan de la Cruz:
“EL silbido de los aires amorosos.”
Dicha repetición potencia y evoca el suave sonido del viento sugerido por el léxico del texto (“silbo”).
De forma similar, la reiterada del fonema l parece confirmar la imagen de fluctuación evanescente y de suavidad suscitada en estos versos de G.A. Bécquer y Rubén Darío, respectivamente:
“Cenda/flotante de leve bruma.”“Con el ala aleve del leve abanico.”
Véase, finalmente, la coherencia entre significante y significado derivada de la reiteración de sonidos en un texto en el que resalta la hipersensibilidad del poeta, aquejado de insomnio, ante el griterío de los niños:
“En mi duermevela matinal me malhumora
una endiablada chillería de chiquillos.”(Juan Ramón Jiménez)
No hay acuerdo entre los críticos sobe el valor y la función que desempeña la aliteración en el lenguaje poético -- p.e., Eduardo de la Barra y Pedro Miguel obligado hasta llegaron a considerarla Como una clase de rima --.para los partidarios de la estilística, comporta un valor significante autónomo que potencia la semántica del texto, mientras quepara los formalistas y semiotistas la función de dicha figura sería la de resaltar la presencia de determinada palabras en el texto, o, a lo sumo, “establecer nexos complementarios entre las palabras introduciendo en la organización semántica del texto cooposiciones menos claramente expresadas o generalmente ausente en la lengua natural” (I.Lotman, 1978).
Frentes a estas posicionescontrapuestas parece razonable la opinión de quienes, aceptando que no se puede atribuir a las figuras fónicas capacidad de producción de sentido (ya que son las palabras las portadoras, fundamentalmente, del significado), creen que éste puede corroborarse y “propagarse, en virtud de asociaciones lingüísticas o senestésicas que coinciden los hablantes de grupos culturalmente homogéneos, adeterminadas combinaciones fónicas, de suyo insignificantes.
Las cuales suman tal significado a la del componente léxico, de igual modo que una pantalla pueda devolver concentrada la luz de la lámpara que aloja “(F. Lázaro Carreter, 1990).
La aliteración, pues, no funda el sentido de un texto, pero si puede, en ocasiones, potenciar y resaltar dicho sentido cuando el poeta sirve, perceptiblemente, deciertas reiteraciones o combinaciones de fonemas para sugerir la correspondencia entre estos sonidos y el significado del texto. En estos casos se acera a la *onomatopeya. (E. Calderón: pág., 26-27).
Anáfora._
Término griego (ana-phora: repetición) con el se denomina una figura retórica consistente en la reiteración de una más palabras al comienzo de una frase o verso, o al inicio de...
tracking img