Filosofia de la ciencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1233 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ACERCA DEL DEBATE SOBRE REPRESENTACIONES E INTENCIONALIDAD DEL SIGNIFICADO EN LA FILOSOFÍA DE LA CIENCIA.

El presente ensayo aborda un problema tradicional de la semántica de las teorías científicas, el problema de la significación de los términos en la ciencia atendiendo a la relación entre el problema del significado de los términos y expresiones por un lado y los conceptos yrepresentaciones por el otro. En estas relaciones se manifiestan grandes variaciones entre los semanticistas de la ciencia, que van desde minimizar o negar el papel de los conceptos como entidades psicológicas y enfatizar el carácter lógico de esto; a postular su carácter cuasi-psicológico, al modo de entidades a priori de tipo gestáltico. Mientras que por el otro lado de las representaciones podemos distinguirentre quienes las conciben como individuales y subjetivas y quienes las comprenden como generales y objetivas; del orden metal, o contrariamente del orden de lo lógico.
Teniendo en cuenta estos componentes la problemática del significado de los términos científicos se configura desde perspectivas enfrentadas, por un lado se hallan quienes sostienen la necesidad de estimar condicioneslógico-lingüísticas y empíricas de significación, que permitan garantizar la posibilidad de determinación de condiciones de verdad para los enunciados científicos. Para este problema se tiende a eliminar o aislar los aspectos ligados a los componentes mentales e intencionales del lenguaje. Por otro, están quienes consideran que el lenguaje científico no puede reducirse a un lenguaje veritativo y funcional,proponiendo que el significado debe plantearse en términos de las condiciones pragmáticas del uso de las expresiones. Además existe un grupo de semánticos que coinciden con los anteriores en afirmar que los procesos de significación no pueden reducirse al lenguaje al lenguaje asertivo veritativo-funcional, pero a diferencia de los otros, plantean como programas de trabajo el establecimiento de lascondiciones de posibilidad de la significación a partir de atender a sus procesos mentales, representacionales, intencionales en sentido amplio, sobre esta concepción se aborda la problemática.

El termino intencionalidad ha recibido diversas atribuciones de significación, sin embargo al fin de circunscribir el ángulo desde el cual se ha enfocado esta problemática, se utilizara desde el significadodesde el ámbito de la filosofía de la mente y de la filosofía del lenguaje, aunque el vocablo se entienda en este ámbito con diversos matices de significación.
En Dennet (1987) se afirma que la intencionalidad en la jerga filosófica es acerquidad. Algunas de las cosas estados y sucesos del mundo tienen la interesante propiedad de ser acerca de otras cosas. Según este enfoque existe en nuestrolenguaje un conjunto de expresiones en las que se utilizan modismos mediante los cuales se tribuyen estados o sucesos intencionales. Los más familiares son “cree que” “sabe qué”, “espera que”, “reconoce que”, “entiende que“.
En Putnam (1990) se representa una nómina de usos diferentes de intencionalidad y menciona como ejemplo de intencionalidad el siguiente hecho:
El hecho de que un estado de lamente tiene como objeto un estado de cosas como cuando alguien dice: “ella cree que él es de fiar”, “el espera que su jefe se despido”, “ella teme que no haya comida en la casa”.
Él usa la expresión mental, en lugar de concepto, porque la idea de que los conceptos son justamente eso: representaciones de la mente, es, según él en sí misma una parte de la imagen mentalista.
Putnam ha encabezadoen los últimos años una crítica al mentalismo, denominación en la que incluye muy diversos y discutibles representantes. Putnam coloca a Aristóteles como primer defensor de la idea de que:
Cuando comprendemos una palabra o cualquier otro signo asociamos esa palabra con un concepto determina aquello a lo que se refiere palabra.
Milenios después encontramos la misma teoría con John Stuart...
tracking img