Filosofia Del Pensamiento Humanista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 17 (4213 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 26 de octubre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD POPULAR AUTONOMA DE VERACRUZ

MATERIA:
FILOSOFIA DEL PENSAMIENTO HUMANISTA

1
UNIDAD I
1.1 ORIGENES DEL PENSAMIENTO HUMANISTA---------3

1.2 PERSONAJES DEL PENSAMIENTO HUMANISTA----6

UNIDAD II
2.1 PENSAMIENTO MODERNO-----------------------------------9

2.2 CRISIS DE LA MODERNIDAD--------------------------------10

2.3 MODERNIDAD YGLOVALIZACION-------------------------11

UNIDAD III
3.1 UNA EDUCACION CON ENFOQUE HUMANISTA------12

3.2 LA FORMACION DE VALORES UNA ETICA SOCIAL-13

2

UNIDAD I
1.1 Orígenes del pensamiento humanista
Empecemos reflexionando en el hecho de que, cuanto más nos remontamos en la historia hasta los orígenes de la humanidad, más nos vamos dando cuenta de la pérdida de la condición humana del ser humano, hasta queésta se pierde, primero despreciado por la doctrina religiosa como la pura “prisión del alma”, y luego, en la Antigüedad, totalmente fundido con la naturaleza en calidad de cualquier otra especie animal, y en esa misma condición. No es pues casual, el que la primera forma de la filosofía entre los griegos, el hilozoísmo, no separase al ser humano como algo distinto a la naturaleza. La filosofíapresocrática fue exclusivamente una “Filosofía de la Naturaleza”, y el ser humano estaba en ella como un elemento más de la misma. Fue con Sócrates, entonces, que el pensamiento humano empieza a separar de la naturaleza el fenómeno de lo relativo al ser humano. La célebre frase de éste: “Conócete a ti mismo”, como una forma de expresar: ; o algo más fino quizá en: , expresaba claramente esaintención. En el Diálogo de Platón Alcibíades, Platón en la voz de Sócrates pregunta a Alcibíades qué es el hombre, a lo que éste responde que no lo sabe; mas Sócrates, diciéndole: ”pero tú sabes que es algo que se sirve del cuerpo”, le induce entonces a reconocer que el hombre es el alma, dicotomía de lo racional (donde reside lo divino según Sócrates; y en realidad Platón) y lo espiritual. Así,conociendo lo racional, se conocerá mejor el alma, y conociendo el alma, se conocerá el hombre a sí mismo. Platón ha mostrado con ello la preocupación por el ser humano, pero sin responder a qué es precisamente el ser humano, que no sea apenas haber establecido por toda respuesta una metonimia*: el ser humano es el alma. Contemporáneo de Sócrates en el siglo V Ane, fue Protágoras, al cual se debe lafrase: “El hombre es la medida de todas las cosas”, base de toda reflexión de la escuela de los sofistas, que si bien pone al hombre en el centro, es claro que más que por una reflexión acerca del mismo, ello está principalmente enunciado como sistema de referencia, es decir, que toda reflexión filosófica, tendrá ahora como referencia ya no a la naturaleza, sino al ser humano. Mas debemos dejarclaro que hay aquí dos objetos de estudio distintos: uno, el del ser humano como algo distinto a la naturaleza; y otro, el que tal simple distinción pudiera ser ya de por sí una reflexión –y de hecho a ello conduce necesariamente– acerca de qué es el ser humano.

3
Desde Sócrates, pasando por Protágoras, por Platón y hasta Aristóteles quien ya escribe no sólo una Política, sino una Ética, bienpudiera pensarse que se avanza en esa reflexión. Sin embargo, el problema real de qué es el ser humano, no se podrá plantear con toda su justedad, sino hasta quince siglos después, en el momento del Renacimiento. Aún a Aristóteles le hubiera sido del todo imposible deslindarlo sumido en la creencia de la primacía de un Zeus o un Logos entendido como Dios metafísico; y aún por más heraclitianoque fuese dicho Logos, en tanto independiente éste del ser humano, o peor aún, del ser humano subordinado a aquel, difícilmente podría ser una reflexión acerca del ser humano como tal. Después de Aristóteles vino la descomposición de las escuelas socráticas y surgieron los filósofos de Cirene, los cirenaicos, y los de la Plaza del Cánido, los llamados por ello como los cínicos, y nada relevante...
tracking img