Filosofia del tocador

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 261 (65228 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 21 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Librodot

La filosofía en el tocador

Marqués de Sade

1

Librodot

La filosofía en el tocador

Marqués de Sade

Marqués de Sade
La filosofía en el tocador

© 2002 – Copyright http://www.librodot.com Todos los Derechos Reservados
2

Librodot

La filosofía en el tocador

Marqués de Sade

Índice
A los libertinos Primer Diálogo: Señora de Saint-Ange, El Caballero deMirvel Segundo Diálogo: Señora de Saint-Ange, Eugenia Tercer Diálogo: Señora de Saint-Ange, Eugenia, Dolmancé Cuarto Diálogo: Señora de Saint-Ange, Eugenia, Dolmancé, El Caballero de Mirvel Quinto Diálogo: Dolmancé, El Caballero, Agustín, Eugenia, Señora de Saint-Ange Franceses, un esfuerzo más si queréis ser republicanos La religión Las costumbres Sexto Diálogo: Señora de Saint-Ange, Eugenia, ElCaballero Séptimo y Ultimo Diálogo: Señora de Saint-Ange, El Caballero, Agustín, Dolmancé, Señora de Mistival

LA FILOSOFÍA EN EL TOCADOR
Obra póstuma del autor de JUSTINE La madre ordenará Esta lectura a su hija

A LOS LIBERTINOS1 Voluptuosos de todas las edades Y de todos los sexos, a vosotros solos ofrezco esta obra: nutríos de sus principios, que favorecen vuestras pasiones; esas pasiones, delas que fríos e insulsos moralistas os hacen asustaros, no son sino los medíos que la naturaleza emplea para hacer alcanzar al hombre los designios que sobre él tiene; escuchad sólo esas pasiones deliciosas, su órgano es el único que debe conduciros a la felicidad.

1

Notas del traductor llevan entre paréntesis la indicación «Nota del T»

3

Librodot

La filosofía en el tocadorMarqués de Sade

Mujeres lúbricas, que la voluptuosa Saint Ange sea vuestro modelo; a ejemplo suyo despreciad cuanto contraría las leyes divinas del placer, que la encadenaron toda su vida. Muchachas demasiado tiempo contenidas en las ataduras absurdas y peligrosas de una virtud fantástica y de una religión repugnante, imitad a la ardiente Eugenia; destruid, pisotead, con tanta rapidez como ella,todos los preceptos ridículos inculcados por imbéciles padres. Y a vosotros, amables disolutos, vosotros que desde vuestra juventud no tenéis más freno que vuestros deseos ni otras leyes que vuestros caprichos, que el cínico Dolmancé os sirva de ejemplo; id tan lejos como él si como él queréis recorrer todos los caminos de flores que la lubricidad os prepara; a enseñanza suya, convenceos de quesólo ampliando la esfera de sus gustos y de sus fantasías y sacrificando todo a la voluptuosidad es como el desgraciado individuo conocido bajo el nombre de hombre y arrojado a pesar suyo sobre este triste universo, puede lograr sembrar algunas rosas en las espinas de la vida. LA FILOSOFÍA EN EL TOCADOR o Los preceptores inmorales DIÁLOGOS Destinados a la educación de las jóvenes Señoritas PrimerDialogo SEÑORA DE SAINT-ANGE, EL CABALLERO DE MIRVEL SRA. DE SAINT-ANGE: Buenos días, hermano. Y bien, ¿el señor Dolmancé? EL CABALLERO: Llegará a las cuatro en punto y no cenaremos hasta las siete; como ves, tendremos tiempo de sobra para charlar. SRA. DE SAINT-ANGE: ¿Sabes, hermano, que estoy algo arrepentida de mi curiosidad y de todos los proyectos obscenos formados para hoy? En verdad, amigo mío,que eres demasiado indulgente; cuanto más razonable debiera ser, más se excita y vuelve libertina mi maldita cabeza: me lo pasas todo, y eso sólo sirve para echarme a perder... A los veintiséis años ya debiera ser devota, y no soy aún sino la más desenfrenada de las mujeres... Es imposible hacerse una idea de lo que concibo, amigo mío, de lo que querría hacer. Pensaba que limitándome a lasmujeres me volvería prudente..., que mis deseos concentrados en mi sexo no se exhalarían ya hacia el vuestro; proyectos quiméricos, amigo mío; los placeres de que quería privarme no han venido sino a ofrecerse con más ardor a mi imaginación, y he visto que cuando, como yo, se ha nacido para el libertinaje, es inútil pensar en imponerse frenos: fogosos deseos los rompen al punto. En fin,

4...
tracking img