Filosofia y ciencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (961 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
reseña:
Freud empieza a relacionar la discusión sobre la religión como ilusión, pues un amigo le ha indicado que la religión es un sentimiento que prefería llamar sensación de “eternidad”, sinlímites y sin barreras que prefería llamar oceánico, el cual es puramente subjetivo.
Al respecto, Freud considera que no puede descubrir en sí mismo ese sentimiento oceánico, que no puede medirsefisiológica o científicamente y que más bien por asociación puede considerarse como un sentimiento de atadura indisoluble, de la competencia con el todo del mundo exterior. Cita a Christian Dietrich paraejemplificar: “De este mundo no podemos caernos”. En su criterio, no puede convencerse de tal sentimiento, pero por ello no impugna su efectiva presencia en otros.
Señala que la idea de que el ser humanorecibiría una noción de su nexo con el mundo circundante a través de un sentimiento inmediato dirigido ahí desde el comienzo mismo suena extraña y se entrama mal en el tejido de nuestra psicología queparece justificada una derivación psicoanalítica, La patología -dice Freud- nos da a conocer gran número de estados en que el deslinde del yo respecto del mundo exterior se vuelve incierto o en quelos límites se trazan de manera efectivamente incorrecta; casos en que partes de nuestro cuerpo propio y aun fragmentos de nuestra propia vida anímica -percepciones, pensamientos y sentimientos- nosaparecen como ajenos y no pertenecientes al yo, y otros aun en que se atribuye al mundo exterior lo que manifiestamente se ha generado dentro del yo y debiera ser reconocido por él. Por eso elsentimiento yoico está expuesto a perturbaciones y los límites del yo no son fijos. Así por primera vez se contrapone al yo un “objeto” como algo que se encuentra “afuera” y solo mediante una acción particulares forzado a aparecer. Reconocer ese mundo exterior es la que proporciona las frecuentes e inevitables sensaciones de dolor y displacer, que el principio de placer ordena cancelar y evitar. Nace...
tracking img