Filosofia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3358 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
DE LOS SALMOS “LA BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO”
Salmo 1
Este salmo, pórtico al salterio, contrapone dos modos de ser y de procede. El justo es dichoso porque hace de la instrucción divina, convertida ya en ley, su tarea. La ley es como un caudal de agua perenne, vivifica todo y confiere al hombre justo una vitalidad como la de un vegetal que no se marchita (cfr. Sal 92, 13-15). Así como todo loque produce el árbol llega a su sazón, la vida del justo tendrá éxito, porque Dios custodia o se ocupa del camino de los justos (cfr. Jos1, 8; Sal 37, 31). Los malvados son y . Se mofan del Nombre divino y desprecian su instrucción y su ley. Por muy organizados que parezcan –en , y -, Dios disolverá sus organizaciones cuando ejerza como juez, y los malvados se convertirán en paja a merced delviento. Quien ora con este salmo, buscándola autentica felicidad, sabe que unidos al Señor daremos mucho fruto (Jn. 15, 16).
Salmo 2
El pórtico de este salterio se completa con este salmo real. El Ungido ocupa el puesto de la ley.Los malvados son los reyes rebeldes. El justo denuncia. Dios no juzga, si no que se ríe y se enfurece. El soberano ha elegido a un rey vasallo para que lorepresente. Revelarse contra el vasallo es una rebeldía contra el soberano: en este caso Dios mismo; es una intentona llamada al fracaso. El soberano reacciona ante la consigna de los rebeldes –- con la risa, con la ira y con la palabra. El Ungido proclama personalmente el protocolo del nombramiento: como se le ha entregado el poder. Las medidas represivas afianzan el poder de la autoridad. Si los rebeldesno se atienen al ultimátum, serán destruidos sin remedio. Quien se refugie en Dios, por el contrario, será dichoso. Este salmo es muy citado en el nuevo testamento (cfr. Hch 4, 25s; 13, 3; Heb 1, 5; 5,5; etc). Depuesta toda rebeldía, aceptamos la invitación a adorar al Señor: , porque el Mesías es el Señor.
Salmo 3
Encontramos en este salmo el triangulo clásico en los salmos de la suplica yde confianza: los enemigos (2s), Dios (4s) y el orante (6s). La suplica se recoge en los versículos 8s. Los enemigos someten al salmista a un triple y angosto cerco, cuya cima es la afirmación: > (3b). Dios, sin embargo, protege al orante por todos los lados; es su gloria, que le permite caminar erguido –con la cabeza alta- y no doblegado. Porque de un Dios de esta índole procede la salvación yla bendición (9), se le pide que humille a los asediantes (8). El orante confía absolutamente en Dios; por eso actúa sin alteración alguna al ciclo de la vida (6). El salmo tiene su proyección cristiana en la exhortación de Jesús: (Jn. 16, 33). Así es el creyente podrá afrontar las adversidades del momento presente.
Salmo 4
La confianza es el tema que predomina en este salmo (6.9), el orante(2) habla de Dios a otros: a los , acaso enemigos (3-6), y a muchos, tal vez amigos (7-9). Recoge las preguntas de ambos grupos y las responde. Los señores han abandonado la Gloria y se han ido tras la mentira: son idolatras. Los amigos de antaño dudan de la eficacia divina, y el orante se ve reducido a la aflicción. Pues bien, Dios le ha sacado del aprieto, como hizo en otro tiempo con su pueblooprimido en Egipto (cfr. Ex 9, 4; 11, 7). Por otra parte, la alegría interna es más profunda que la que puede proporcionar una buena cosecha (8). De ambas experiencias surge la confianza, y el orante invita a los señores a llorar sus desvaríos (5) y a los amigos a confiar en dios (9). Es posible la confianza y aun el gozo en la tribulación (cfr. 2 Cor 7, 4; Gál 5, 22; 1 Tes 1, 6).
Salmo 5Un inocente, injustamente perseguido o acusado, apela al tribunal divino (8a), expone su causa (4b) y se convierte en centinela: a ver si Dios le es propicio (4c). Los malhechores son la encarnación del mal: se fragua en su interior, y le rebosa por la lengua y por los labios (10). Su destino no puede ser otro que el castigo, porque en definitiva, se han rebelado contra el Señor (11c). El Señor...
tracking img