Filosofia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3763 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
FILOSOFÍA Y COSMOVISION
URBANO FERRER SANTOS

La cosmovision nominalmente designa una cierta visión de conjunto relativa al mundo en que actúa el hombre y compuesta por una serie de convicciones que permiten en alguna medida orientarse en él. Tal concepto parece que fue acuñado por Guillermo von HUMBOLDT, aunque haya sido D I L T H E Y quien en mayor grado lo ha tematizado. Se trata de unacomo decantación conceptual de la experiencia, impregnada del tono característico que le da un individuo, o bien una época histórica. «Las concepciones del mundo no son productos del pensamiento. No nacen de la pura voluntad de conocer... Surgen de las actividades vitales de la experiencia de la vida, de la estructura de nuestra totalidad psíquica» *. Por ende, están sometidas a las variaciones de lahistoria y de la cultura, en función de una pluralidad de factores. «El clima, las razas, las naciones determinadas por la historia y la formación estatal, las limitaciones de épocas y períodos, condicionadas temporalmente y en las cuales las naciones cooperan entre sí, concurren para constituir las condiciones especiales que operan en la diversidad de las concepciones del mundo»2. Asimismo, lavigencia exclusiva de un saber especializado determinado puede ocasionar una interpetación sui generis del todo, como acaece en el naturalismo y el historicismo, de extensas resonancias en el momento que vivió HUSSERL. Para el naturalista «todo lo que existe es físico, y como tal pertenece al complejo unitario de la naturaleza física, o bien, aunque sea psíquico, no es más que lina va-

1.DILTHEY, W., Obras, VIII, Los tipos de concepción del mundo, F. C.

E., México, 1954, p. 119. 2. O. c, p. 117. •

173

URBANO

FERRER

SANTOS

riante que depende de lo físico, a lo sumo, un fenómeno concomitante, paralelo, secundario. Todo ser es de naturaleza psicofísica, es decir, está inequívocamente determinado por una legalidad rígida» 3. En cuanto al historicismo, sólo advierte eldevenir de los hechos y los condicionamientos que los hacen surgir y desarrollarse; las verdades fijas o permanentes son pretendidamente explicadas como acaeceres circunstanciados. Como saber de totalidad no adquirido ni organizado de modo científico, puede incluir, por consiguiente, generalizaciones abusivas y pseudoexplicaciones. Como ha señalado HILDEBRAND, la prueba de verdad en la cosmovisiónreside en su ligazón orgánica con el contacto vital ingenuo, anterior a la teoría y que ofrece en relieve los aspectos insondables del ser y de los valores. Por el contrario, cuando tal contacto vital es sólo punto de partida para una teorización acrítica, desvinculada del ser, ésta se convierte en artificio a posteriori. Distinto es el caso del llamado sentido común, don natural constituido por unconjunto de certezas espontáneas que acompañan el conocimiento y el recto obrar. D I L T H E Y ha situado los tres momentos psíquicos que se entrecruzan en la concepción del universo: representativo, afectivo-impulsivo y volitivo. «Todas las concepciones del mundo contienen, cuando tratan de obtener una solución completa del enigma de la vida, la misma estructura. Esta estructura consiste siempreen una conexión en la cual se decide acerca del significado y sentido del mundo» 4. Sobre la base de estos tres momentos se pueden registrar los tipos correpondientes de cosmovisión. Si predomina el aspecto representativo de imagen del mundo, al estar éste determinado por leyes mecánicas, resultará una concepción próxima a la positivista. Distinta es la cosmovisión en que decide la afectividad:«se halla bajo el punto de vista de los valores de las cosas, de los valores de la vida, del significado y del sentido del mundo» 5. Si el factor que se sobrepone es el volitivo, el espíritu humano se siente independiente de la naturaleza y dueño de ella; cualquier poema épico podría ejemplificarlo, en especial los que relatan las proezas de héroes, como la Uíada.
3. HUSSERL, E., La filosofía...
tracking img