Fin de la “normalización”: exclusión y deserción escolar en la escuela media.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3136 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Fin de la “normalización”: exclusión y deserción escolar en la escuela media.

Con el presenta trabajo se pretende delimitar los factores que crean y naturalizan la exclusión escolar; la cual, se cree, tiene como resultado final la deserción en la escuela media. Este fenómeno será analizado dentro del marco contextual de la reforma del sistema educativo iniciada en el año 1995 y finalizada enel 2006, impuesta por la Ley Federal de Educación, en los sectores urbanizados del conurbano bonaerense.

¿Qué es la exclusión y la deserción escolar?

Exclusión y deserción son dos términos íntimamente vinculados. En caso del primero, se entenderá aquí como aquello que los individuos y grupos humanos sufren al quedar separados contra su voluntad del sistema escolar, ya sea antes de ingresara él o luego de haberse insertado en el mismo. Es, en definitiva, la negación del derecho social a la educación.
La deserción escolar es un concepto que se utiliza para referirse a aquellos alumnos que han elegido dejar de asistir a clase. Sin embargo, debajo de la aparente autonomía en la voluntad de automarginarse de un ámbito que “no gusta”, también existen rasgos de marginación impuesta. Sibien las razones por las cuales los jóvenes dejan de estudiar son múltiples, en este caso se prefirió remarcar aquellas que tienen que ver con los condicionantes económicos, sociales y políticos.
Si bien el término “deserción” tiene una connotación negativa, ya que coloca la responsabilidad en el individuo que ha “desertado” de su deber, se utilizará esta categoría para hacer referencia a unainstancia más –la final- del proceso de exclusión escolar.

Sujeto desertor: el adolescente postmoderno.

Desde una perspectiva sociológica, Marcelo Urresti concibe la adolescencia como un período en la vida que se define en relación al lugar generacional que uno ocupa: hay una cierta experiencia y valores compartidos por haber vivido en un momento histórico determinado. Es esta diferencia la quepermite hablar de los adolescentes de este nuevo siglo.[1] El adolescente postmoderno.
Desde un punto de vista psicológico, la adolescencia es considerada como una etapa de la vida humana que comienza con la pubertad y se prolonga durante el tiempo que demanda a cada joven la realización de ciertas tareas, las cuales le permiten alcanzar la autonomía y hacerse responsable de su propia vida. Laforma que adquiere la realización de estas tareas está supeditada a las características del contexto en que al adolescente le toque vivir, amén de su particular situación familiar, de lugar, de género, de clase social.
En cuanto a esta etapa vital, todos los autores coinciden en que la adolescencia es el momento en el cual se abandona la identidad infantil y se construye la de adulto, al mismotiempo que se elabora la separación de la familia de origen. Francoise Dolto, psicoanalista francesa, describe este pasaje como un segundo nacimiento, en el que el joven debe desprenderse poco a poco de la protección familiar, como al nacer se desprendió de la placenta. Esta autora compara el tiempo de la adolescencia con el momento en que las langostas pierden su caparazón y quedan indefensasmientras construyen uno nuevo.[2]
Guillermo Obiols y Silvia Di Segni, consideran que en la posmodernidad los duelos que se suponía inherentes a la adolescencia ya no tienen vigencia: no hay duelo por el cuerpo de la infancia, afirman, porque el ideal al que todos aspiran es el cuerpo de la adolescencia. No hay duelo por los padres, porque los actuales no marcan una clara diferencia con sus hijos;buscan ser amigos más que guías, no mantienen valores claros. Sin embargo, la búsqueda de figuras que reemplacen a los padres caídos puede llevar a la identificación con líderes políticos, religiosos, artísticos o deportivos. Figuras, hoy por hoy, endebles y superficiales.
No hay duelo por la identidad infantil, porque ésta no se pierde. El niño, en realidad, es alguien dependiente, que se refugia...
tracking img