Finalidad de la politica

CUAL ES LA FINALIDAD DE LA CIENCIA POLITICA?

La ciencia política como la conocemos actualmente, no la politike tekne de Aristóteles, es la ciencia social más joven y tal vez por ello es que ha entrado en crisis, como adolescente que es. Ha entrado en crisis porque ha perdido el rumbo, pero sobre todo porque ha desatendido sus fundamentos. Con base en la publicación del ya famoso ensayo deGiovanni Sartori, se ha declarado abierta la discusión en torno al estatuto científico de la disciplina, pero también, por el otro lado, en mi consideración más importante aún, se ha puesto el dedo en la llaga, al evidenciar la inutilidad real de la disciplina. Evidentemente, las reacciones no se hicieron esperar, tanto de los expertos, como de los que se dicen serlo. Pero la respuesta inicial deaquellos que se sienten aludidos, como lo ha evidenciado César Cansino es de descalificación.

La existencia de una ciencia refleja la presencia de una necesidad. En este sentido, las ciencias se separan de manera radical de las distintas filosofías. En efecto, el conocimiento científico de la física o de la química u otras ciencias llamadas “duras” está respaldado en el anhelo de poder adquirir unconocimiento que represente una utilidad a la humanidad. En este sentido, es claro como la ciencia da origen a la tecnología, aun cuando sea un logro a largo plazo. En todo caso, el objetivo es ese. En las ciencias sociales parece que este camino no es del todo claro. Menos aún para la ciencia política.

El problema de la ciencia política podemos rastrearlo también en el origen de suconfiguración actual. Hay que recordar que hasta comienzos del siglo XX, la ciencia política y el derecho (específicamente el constitucional, que en otros lugares se le adjetiva como político) estuvieron confinados a un mismo objeto, este es el de las leyes que daban origen a las instituciones políticas. Esto es lo que se conoce como el viejo institucionalismo. Lo que importaba para obtener un buen gobiernoera tener buenos diseños institucionales. Esta era la preocupación de Aristóteles al hacer su comparación de las constituciones, o de Montesquieu al diseñar la separación de poderes. Al darse cuenta de que este enfoque o aproximación a los problemas no bastaba se dio el cambio al lado opuesto. Ya no importaban los diseños institucionales, que por lo demás, se consideraban altamente normativos, delo que se trataba era de estudiar el comportamiento efectivo. De ahí, el conductualismo (behaviorism), y junto con ese viraje del objeto de estudio, vino de la mano el cambio en la aproximación. Con ello vino el nacimiento o auge de los métodos cuantitativos y verificables como lo son las encuestas. En este sentido son clásicos los trabajos de Lazarsfeld, Berelson y McPhee, así como el de Almond yVerba. Todo esto claro está, sobre la base de una nueva forma de interpretar la realidad política que se prestara más a esta aproximación, que es la del sistema político de David Easton, dejando atrás la institución política por excelencia: el Estado.

Sin embargo, en ello podemos ubicar dos problemas para la naciente ciencia política. El primero es que por la tendencia que fueron adquiriendocada vez más los trabajos de ciencia política, se dejaba entrever que para conseguir el objetivo de la vida buena, era más importante una buena sociedad que un buen gobierno, o al menos su diseño. En este sentido es claro el golpe a la ciencia política, pues después de todo significa una utilidad marginal del objetivo final de toda sociedad. El segundo problema, es en torno a la autonomíaexplicativa de la disciplina. Pero la lucha ahora ya no era contra el derecho, sino contra la economía y la sociología. Sobre ello, fue claro como durante el siglo XX, la preeminencia del socialismo marxista, cimbró los fundamentos de la disciplina pues sostenía que la explicación última de los fenómenos políticos estaba en la subestructura económica. Pero por otro lado, la sociología, encontraba siempre...
tracking img