Finanzas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2779 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
3 Mar 2011 - 10:00 pm
Plan de Desarrollo, en crisis
Por: Elespectador.com
EL GOBIERNO NACIONAL RADICÓ hace algunas semanas el proyecto de ley de Plan de Desarrollo.
El proyecto tiene dos partes bien diferenciadas. La primera corresponde al llamado plan plurianual de inversiones: un inventario de los principales proyectos a ser ejecutados durante el cuatrienio presidencial; la segundacorresponde al denominado articulado: un conjunto de modificaciones legales que, en teoría, son necesarias para la ejecución del plan de inversiones.
Antes de la Constitución de 1991, los planes de desarrollo no pasaban por el Congreso. Eran usados por los gobiernos para fijar sus metas y describir sus prioridades. Se debatían usualmente en escenarios políticos y académicos, servían para concretar laspromesas electorales, pero no tenían ningún trámite legislativo. Los planes de desarrollo eran documentos informales, nacidos en medio de la tradición desarrollista de los años cincuenta y sesenta, inspirados en la idea (ya desueta) según la cual la industrialización requería una planeación centralizada y recurrente. El primer Plan Nacional de Desarrollo (PND) fue elaborado hace 50 años con el finde acceder a los recursos de la llamada Alianza para el Progreso: el PND era entonces un requisito obligatorio para los aspirantes a recibir ayuda externa del gobierno de los Estados Unidos.
La Constitución de 1991 formalizó la planeación económica. Fijó plazos perentorios para la presentación del PND, creó una instancia participativa (el Consejo Nacional de Planeación) para su discusión inicialy, sobre todo, le otorgó al PND fuerza de ley y por ende la capacidad de modificar la legislación vigente. Las intenciones eran claras, a saber: darle al PND la legitimidad que viene con la discusión legislativa y darle al Gobierno los mecanismos legales para la ejecución del plan de inversiones. Pero las buenas intenciones no se tradujeron en buenos resultados.
En la última década, el PND hasido usado por los distintos gobiernos para hacer remiendos legislativos, para arreglar o ajustar aspectos puntuales de ciertas leyes sin la necesidad de afrontar una discusión más general. Muchos funcionarios tienen en sus escritorios borradores de “articulitos”, de reformas legales que no han encontrado un proyecto adecuado. El Plan de Desarrollo les da cabida a muchos de estos “articulitos”, a unmontón de iniciativas sueltas, sin mucha relación con el plan de inversiones.
Esta vez no ha sido la excepción. El Gobierno propuso una serie de modificaciones que, en principio, poco tienen que ver con la ejecución del plan de inversiones. Propuso, por ejemplo, el cobro de peaje a las motos, el aumento del límite del impuesto predial, la posibilidad de que los mandatarios locales apruebenvigencias futuras durante su último año de gobierno, la eliminación del certificado de aptitud física, mental y coordinación motriz para obtener la licencia de conducción, etc. Más que la conveniencia de estas medidas, preocupa su ubicación en un plan de desarrollo.
La Corte Constitucional ha llamado la atención sobre esta práctica. Ha dicho que el articulado del PND debe estar en consonancia con susobjetivos y estrategias. Pero los gobiernos han aprendido a lidiar con las advertencias de la Corte. Usualmente insertan en la parte conceptual del PND una justificación programática a los cambios legales que proponen más adelante. Mejor dicho, primero crean las ramas y después cuelgan los micos.
En suma, el PND se ha convertido en una ley sobre todos los temas, sin unidad de materia que, enúltimas, afecta la discusión legislativa: es imposible tener un debate serio sobre tantos asuntos tan dispares. Lo ideal sería regresar a la situación anterior a 1991, cuando el PND era un documento de gobierno que no pasaba por el Congreso. Por ahora, sin embargo, el Gobierno debería autorregularse, evitar la tentación de los remiendos legislativos. La Corte Constitucional debería, por su parte,...
tracking img